TOKIO 2020

"Nos damos cuatro semanas para valorar distintas opciones"

En el comunicado que envió el COI sobre Tokio 2020 no confirma el aplazamiento ni contempla la cancelación, pero se da un plazo para decidir fechas.

"Nos damos cuatro semanas para valorar distintas opciones"
EFE

En el comunicado que envió el Comité Olímpico Internacional (COI) sobre Tokio 2020 no confirma el aplazamiento ni contempla la cancelación de los Juegos, pero se da un plazo de cuatro semanas para decidir fechas junto al Comité Organizador, al Gobierno de Japón, a las Federaciones Internacionales y los Comités Nacionales. Esta es la nota íntegra:

"Para salvaguardar la salud de todos los involucrados y contribuir a la contención del COVID-19, la Junta Ejecutiva del Comité Olímpico Internacional anuncia que el COI intensificará su planificación de distintos escenarios para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Estos escenarios se relacionan con la modificación de los planes operativos existentes para que los Juegos continúen el 24 de julio de 2020, y también para adoptar cambios en la fecha de inicio. Este paso permitirá una mejor visibilidad ante el desarrollo rápidamente cambiante de la situación de la salud en todo el mundo y en Japón. Servirá como base para la mejor decisión en interés de los atletas y las demás partes involucradas.

Por un lado, hay mejoras significativas en Japón, donde la gente da una cálida bienvenida a la llama olímpica. Esto fortalece la confianza del COI en los anfitriones japoneses de que el COI podría, con ciertas restricciones de seguridad, organizar los Juegos Olímpicos en el país, respetando su principio de salvaguardar la salud de todos los implicados.

Por otro lado, hay un aumento dramático en los casos y nuevos brotes de COVID-19 en diferentes países en distintos continentes. Esto llevó a la Junta Ejecutiva a la conclusión de que el COI debe dar el siguiente paso en su planificación de escenarios.

Los problemas con millones de noches ya reservadas en hoteles son extremadamente difíciles de manejar, y el calendario deportivo internacional para al menos 33 deportes olímpicos tendría que adaptarse. Estos son solo algunos de muchos, muchos más desafíos.

Por lo tanto, además del estudio de diferentes escenarios, el COI necesitaría el pleno compromiso y cooperación del Comité Organizador de Tokio 2020 y de las autoridades japonesas, y de todas las Federaciones Internacionales y los Comités Olímpicos Nacionales. También requeriría el compromiso y la colaboración de los organismos de radiodifusión titulares de derechos y nuestros patrocinadores, como parte de su continuo y valioso apoyo al Movimiento Olímpico, así como la cooperación de todos los socios y proveedores de los Juegos. Es en este espíritu del compromiso compartido de las partes interesadas con los Juegos, y en vista del deterioro de la situación mundial, que el Comité Ejecutivo del COI ha iniciado el siguiente paso en la planificación de escenarios.

El COI, en plena coordinación y asociación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, comenzará discusiones detalladas para completar su evaluación del rápido desarrollo de la situación sanitaria mundial y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluyendo el escenario de aplazamiento. El COI confía en que habrá finalizado estas discusiones en las próximas cuatro semanas, y aprecia enormemente la solidaridad y la asociación de los Comités Nacionales y las Federaciones Internacionales para apoyar a los atletas y adaptar la planificación de los Juegos.

La Junta Ejecutiva del COI enfatizó que la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no resolvería ninguno de los problemas ni ayudaría a nadie. Por lo tanto, la cancelación no está en la agenda.

Después de la reunión de la Junta Ejecutiva, el presidente del COI, Thomas Bach, escribió a la comunidad mundial de atletas para proporcionarles una explicación del enfoque del COI.

En la carta, Bach declaró una vez más que salvaguardar la salud de todos los involucrados y contribuir a contener el virus es el principio fundamental, y dijo: "Las vidas humanas tienen prioridad sobre todo, incluida la organización de los Juegos. El COI quiere ser parte de la solución. Por lo tanto, lo hemos convertido en nuestro punto principal para salvaguardar la salud de todos los implicados y contribuir a contener el virus. Deseo, y todos estamos trabajando en esto, que se cumpla la esperanza que han expresado tantos atletas, Comités y Federaciones de los cinco continentes: que crucemos juntos este oscuro túnel. Sin saber cuánto tiempo conllevará, la llama olímpica será una luz al final de este túnel".