BOXEO

Mikey García insiste: vuelve en el welter ante Jessie Vargas

Mikey García vuelve este sábado a la acción tras su primera derrota como profesional. Regresa en el welter porque su intención es campeón en su quinta división.

Previa del Mikey García vs Jessie Vargas: WBC Diamante del welter.
Matchroom

Mikey García (39-1, 30 KO) insiste. El estadounidense, de 32 años, quiere ser campeón mundial en su quinta división. Ya ha sido monarca en el pluma, superpluma, ligero y superligero. El siguiente escalón es el welter, que es donde se encuentra ahora mismo. En marzo de 2019 intentó destronar a Errol Spence. Fue un órdago muy grande, y cayó. No le importó y tras un tiempo en el que sopesó todas las opciones televisivas que le ofertaban, finalmente se ha unido con DAZN con el único objetivo de acabar levantando un título en las 147 libras. El welter es quizá uno de los pesos con mayor competencia, por ello tiene que empezar un camino, que si convence no debería ser muy largo.

Por ello, García aceptó el reto de Jessie Vargas (29-2-2, 11 KO), contra el que se enfrenta este sábado en Texas (en España lo retransmite DAZN desde las 02:00) con el cinturón WBC Diamante de la divisón en liza. El excampeón mundial del superligero y del welter se presenta al pleito presionado, ya qué sabe que otra derrota podría dejarle muy lejos de los títulos. En sus últimas siete peleas ha ganado tres veces, perdido dos y empatado otras dos. Es un reto para ambos, pero sobre todo para García, quien no ha boxeado en 350 días. Ese tiempo lo ha aprovechado para adaptarse a la división (además de sopesar bien las ofertas televisivas) y ahora está pletórico de moral.

"Contra Spence sentí que las cosas no salieron como pensábamos. A veces tiene uno tiene una mala noche. Me sentí cansado, sin fuerza. En lo físico me siento mejor. Estoy más acoplado que la vez pasada. Contra Spence aumenté mucho músculo y por eso me sentí más lento. Pero ya llevo tiempo entrenando con boxeadores más grandes y siento que ya pertenezco a esta división”, reveló el púgil californiano en una entrevista en ‘El Nuevo Herald’. Se siente bien, pero también tiene en cuenta que como le pasó en marzo de 2019, se enfrenta un hombre más grande que él. Vargas lleva ya muchos años en el welter.

"Físicamente es más grande, pero en boxeo soy superior. Tengo mejor defensa, reflejos, movimientos de manos y piernas. Esas serán mis armas", avisa García. Tiene razón, por lo que la única duda es esperar a saber la respuesta de su organismo. Si está adaptado al welter, es favorito. De lo contrario, el cartel pasa a Vargas, quien intentará aprovechar su mayor tamaño para llevarse el triunfo. Una victoria le situaría cerca de un Mundial y su nombre suena con fuerza relacionado con Manny Pacquiao. Para Mikey es el objetivo. "Me encantaría una pelea con él. Vargas ya perdió con él, pero yo espero hacerlo mejor. Aunque lo primero, sin embargo, es vencer a Vargas”, concluyó en la misma entrevista. Cuatro divisiones ya le conocen como rey, quiere la quinta. Mikey García insiste.