POLIDEPORTIVO

La diversidad enriquece

La boxeadora Joana Pastrana y entrenadora del club Juan de la Cierva de gimnasia rítmica Erica Parras serán dos de las ponentes del congreso Diversidad y Deporte.

Joana Pastrana y Erica Parras hablan del II Congreso Deporte y Diversidad.
RAFA APARICIO DIARIO AS

El deporte es diversidad. Esa frase la pueden acuñar Joana Pastrana, tres veces campeona mundial y dos de Europa de boxeo, y Erica Parras, entrenadora del club Juan de la Cierva de gimnasia rítmica. Sus deportes son dos extremos. En el de Pastrana, históricamente de hombres, las mujeres se han ido abriendo camino y ella está siendo una de las referentes de ese despegue. Mientras, el de Parras siempre ha estado ligado al sexo femenino, algo que intentan cambiar desde dentro. Ambas relatarán sus historias, y las de sus disciplinas, hoy y mañana en el segundo congreso Deporte y Diversidad que organiza este fin de semana, en la Sala El Águila de Madrid, la Vicepresidencia, Consejería de Deportes, Transparencia y Portavocía del Gobierno y la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid.

Tanto Joana como Erica son conscientes de los pasos que va dando su deporte, pero también reconocen que la normalidad ha sido la tónica en sus historias. “Siempre me han tratado como una más. Nunca por ser mujer me he sentido diferente. He tenido y tengo hándicaps, como es tener que entrenar y hacer sparrings con hombres, pero al final de todo debes sacar lo positivo y sé que eso me da un plus en mis combates”, apunta la boxeadora. “En nuestro caso se trató con naturalidad. No hubo que hacer nada diferente, el entrenamiento es el mismo. Sí que es cierto que en los ejercicios algunos movimientos ha habido que adaptarlos para hacerlos más neutros, pero fuera de eso no hay diferencia”, añade la gimnasta. En la rítmica es donde la diversidad está siendo más difícil de conciliar. Los chicos pueden competir en solitario a nivel nacional, pero no pueden hacerlo en ningún caso en citas internacionales y solo en las comunidades pueden formar parte de los equipos.

Ellas son un ejemplo de integración y diversidad dentro de dos deportes con estigmas. ¿El futuro? Pinta bien. “Cada vez vemos más mujeres con unos guantes. Entrenando y compitiendo y eso es lo importante. El deporte es deporte, sin sexos”, concluye Pastrana. “Esperamos que la Española sea pionera y deje a los chicos competir en conjuntos”, remata Parras.