Kansas City Chiefs

CET

San Francisco 49ers

SUPER BOWL LIV | CHIEFS - 49ERS

Super Bowl de genios

Chiefs y 49ers se miden en un duelo de mentes brillantes dentro y fuera del campo. Un esperado duelo entre el mejor ataque y la mejor defensa.

La Super Bowl se disputa esta madrugada a partir de las 00:30.
ANGELA WEISS AFP

La Super Bowl que se jugará esta noche puede desafiar las leyes de la física: ¿Qué pasaría si una fuerza imparable chocara contra un objeto inamovible?

De un lado estará el espectacular ataque de los Kansas City Chiefs, liderado por la última superestrella de la NFL, el quarterback Patrick Mahomes, de 24 años, que ha enamorado a la afición con sus jugadas de explosión, alta velocidad y fantasía gracias a la capacidad creativa de su joven líder y la rapidez de sus receptores.

Del otro lado estará la implacable defensa de los 49ers, la mejor de la liga, que no ha dejado títere con cabeza allá por donde ha pasado. Un conjunto perfectamente equilibrado, que tiene como especialidad cazar a los quarterbacks rivales. Los lidera el jugador revelación del año, Nick Bosa, de 22 años. Pero el duelo entre genios no se limita al terreno de juego. En la banda, frente a frente, estarán dos de las mentes más brillantes de la NFL.

Andy Reid, de los Chiefs, es el entrenador con más victorias de la NFL sin haber ganado una Super Bowl. En 20 años como entrenador, el veterano, de 61 años, suma 207 victorias en 345 partidos, y ha estado en 28 encuentros de playoffs, aunque haya caído derrotado en la mitad de ellos, incluida la Super Bowl XXXIX, cuando sus Eagles perdieron contra los Patriots de Tom Brady.

Kyle Shanahan, por otro lado, es el joven prodigio de los banquillos. Aunque tenga tan sólo 41 años, ya fue nombrado coordinador ofensivo por primera vez con 27. Tras comandar el histórico ataque de los Atlanta Falcons que fueron derrotados en la Super Bowl LI por los Patriots, en 2017, los 49ers le dieron su primera oportunidad como entrenador jefe.

Ambos dirigirán a sus equipos en una Super Bowl que promete ser la más equlibrada de los últimos años.