UNIONISTAS - REAL MADRID

'La Pista de los Récords' de Sotomayor espera al Madrid

Javier Sotomayor y Jonathan Edwards batieron los récords del mundo en el estadio en el que este miércoles se jugará el Unionistas-Real Madrid.

'La Pista de los Récords' de Sotomayor espera al Madrid
Dani Hidalgo DIARIO AS

En la medialuna de las pistas de atletismo del Helmántico fue donde el hombre voló más alto que nunca impulsado por sus tobillos. La efeméride llegó el 27 de julio de 1993, cuando el cubano Javier Sotomayor franqueó el listón de altura sobre 2,45 metros y cayó pletórico en la colchoneta.

Había volado más que un larguero de fútbol (2,44) o una red de voleibol (2,43). Han pasado ya 27 años desde la gesta del Tigre de Limonar y todavía nadie se ha elevado tanto como él. No fue el único récord que batió Sotomayor en Salamanca, porque en 1988 había establecido su primera plusmarca con 2,43.

"Mi carrera va unida a esa ciudad", decía Sotomayor, de 52 años, que recibió el Premio AS Leyenda en el mes de diciembre. El tope de Sotomayor llegó en el Gran Premio Diputación de Salamanca, una de las referencias del atletismo europeo por su rápido tartán y los 802 metros de altitud. Se lo conoce como la 'Pista de los récords'.

Dos años más tarde la fama de Las Pistas aumentó cuando llegó Jonathan Edwards, aquel canguro británico que en un principio no competía los domingos por su profunda fe cristiana (era baptista). En Salamanca batió su primer récord mundial de triple salto con 17,98 un 18 de julio de 1995 (después volaría a 18,29 en menos de un mes).

Y hay más. Allí Iván Pedroso, cubano y amigo de Sotomayor, saltó en longitud 8,71 (mejor marca de su país) y Manuel Martínez lanzó el peso a 21,47, aún plusmarca española, y Ángel David Rodríguez 'El Pájaro' voló a 10.14 en 100, el tope nacional hasta que llegó Bruno Hortelano. Y el mismo día que Sotomayor franqueó su 2,45, el 27 de julio de 1993, hubo un récord de España de 800. Lo hizo Luis Javier González, con 1:44.84.

Ahora el fútbol será el protagonista en las viejas pistas, donde se entrena todavía atletismo de escuela. Como con Sotomayor o con Edwards, espera otra tarde mágica... Con el Real Madrid y el Unionistas.