5
FIN
3
Movistar Inter Movistar Inter

FÚTBOL SALA | BARÇA 5 - MOVISTAR 3

Oda al fútbol sala que deja líder al Barça y derrotado al Inter

El Barça se adelantó con el 2-1 y ya no desperdició su ventaja aunque el Inter redujo el marcador dos veces con un hat-trick de Humberto.

Oda al fútbol sala que deja líder al Barça y derrotado al Inter
Barça Fútbol Sala

Emoción, piques, tensión, postes y espectáculo. Una auténtica oda al fútbol sala fue lo que se vivió en el Palau Blaugrana entre Barça y Movistar Inter con motivo de la 12ª jornada de la LNFS. Los de Andreu Plaza se llevaron los tres puntos ante un conjunto madrileño que vendió cara su derrota en la segunda mitad. Sergio Lozano (dos goles) y Dídac (grandes paradas), los mejores del Barça, dejaron en nada el hat-trick de Humberto, que tiró del carro de los suyos en un día en el que Ricardinho estuvo desaparecido.

El Barça dejó claras sus intenciones desde el pitido inicial, sin especular y con la intención de demostrar su pegada pese a la baja de Ferrao. Lo consiguieron los de Andreu Plaza ante un Inter que se dedicó a jugar muy lejos de la portería contraria en los primeros veinte minutos. No obstante, sorprendió Humberto, el único futbolista inspirado de los de Tino Pérez. Tras una acción personal puso el 0-1, con fortuna ya que su disparo lo desvió la defensa y despistó totalmente a Dídac.

La reacción del Barça no se hizo esperar y en el minuto siguiente, Aicardo hizo el empate con un lanzamiento lejano tras saque de banda. Los jugadores que había entre la portería y el balón restaron visión a Álex, que no vio la trayectoria. La tónica se mantuvo en los minutos siguientes con el dominio azulgrana. Dyego aprovechó una gran diagonal para batir a Álex y poner el 2-1 antes de que el Inter siguiera acumulando malas noticias. El propio Álex recibió poco después un balonazo de Arthur que le dejó fuera de combate, lo que propició el debut en Primera de Jesús García. ¿Lo positivo para los de Tino Pérez? El marcador, ya que enfilaron los vestuarios con sólo un gol de desventaja gracias a que el travesaño evitó el 3-1 de un Daniel estelar.

La intensidad del choque creció en la segunda mitad, pero también la emoción en un periodo que se tradujo en una oda al fútbol sala. El Inter se puso el mono de trabajo con la intención de darle la vuelta al marcador, y tuvo el empate Pito tras el pitido del colegiado con un disparo que se estrelló en el poste. Pese al cambio de actitud, llegó un jarro de agua fría para los de Torrejón cuando el árbitro señaló penalti por una mano de Borja Díaz. Sergio Lozano puso la pena máxima en la escuadra y el 3-1 en el luminoso.

La tensión subió varios grados con varios piques en pista entre jugadores de uno y otro equipo. El juego se endureció y fue el Barça quien sacó provecho de ello gracias a una genialidad de Arthur: caño, pisada, conducción y golazo de vaselina. Había mucho que remar para el Inter y el partido parecía sentenciado, pero sólo lo parecía. Humberto, haciendo las labores de líder ante la desaparición total de Ricardinho, ejecutó a la perfección una media vuelta para poner el 4-3 a falta de 5 minutos para el final. Y lo mejor del encuentro quedó reservado para el final con un desenlace de infarto. Movistar se la jugó con Gadeia de portero-jugador a cuatro de la conclusión para buscar un empate que nunca llegó, a pesar de que el propio brasileño envió al poste un disparo desde los 10 metros.

Tuvo que ser Lozano el encargado de hacer añicos las ilusiones del Inter cuando en el último minuto cazó un balón suelto que coló en el fondo de las mallas sin portero. Pitido final y tres puntos que le valen a los de Andreu Plaza para mirar por el retrovisor a todos sus rivales en la LNFS, incluido el Inter, que deja atrás su condición de invicto tras 12 jornadas.