Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

BALONMANO | SILVIA NAVARRO

"A los cuarenta años también quedan sueños por cumplir"

"Lo nuestro es pelear por unos de los puestos, hasta el séptimo, que dan derecho a disputar los preolímpicos. Creo que ese es el sueño inicial con que vamos a este Mundial".

Silvia Navarro en un partido de la Selección en 2019.

Sin Carmen Martín, lesionada, es usted la capitana en singular: por partidos con España, 198, y porque ya hace 21 años que debutó como internacional. ¿Cómo se siente con cuarenta años cumplidos en este nuevo compromiso?

Muy contenta. Este es un grupo muy bien avenido, con un ambiente tremendo entre todas, en el que no hay diferencias entre nosotras. Tendrían que ver el desparpajo de las jóvenes en los entrenamientos, con lanzamientos en rosca, fuerte-flojo, de todo. Para ponernos en evidencia a las porteras.

¡No me diga que las jóvenes no le llaman de usted!

Llegan muy modositas, muy discretas, pero es sólo los primeros días. Luego no tienen miramientos con las veteranas.

¿A los cuarenta cumplidos, con todo lo que lleva recorrido con España, aún se tienen sueños antes de un gran evento?

Pues claro que con cuarenta tengo sueños que cumplir. Aunque en el equipo hay jóvenes y otras más mayores, como yo, seguramente todas tenemos nuestras metas de cara al Mundial, por ejemplo.

¿Y cuáles son las suyas, por ejemplo?

Pues sueño, sí, con que hagamos un buen papel en este Campeonato del Mundo en Kumamoto, con que seamos todas muy competitivas, con ir paso a paso para cumplir unos objetivos que son ambiciosos.

Eso no puede ser otra cosa que no sea lograr la plaza olímpica.

Ganar el Mundial es casi un imposible, así, de entrada. Lo nuestro es pelear por unos de los puestos, hasta el séptimo, que dan derecho a disputar los preolímpicos. Creo que ese es el sueño inicial con que vamos a este Mundial.

Usted ha estado en tres de los cuatro grandes éxitos del balonmano femenino. ¿Son comparables aquellas selecciones a la actual?

Son diferentes. Cada uno es su momento. Todas tienen su valor.

Da la impresión que no hay nombres como Marta Mangué, Macarena Aguilar, Begoña Fernández, Andrea Barnó, por ejemplo.

También se decía lo mismo cuando empezaban ellas. Todo tiene un inicio. Es evidente que has nombrado jugadores históricas y muy grandes, pero en esta Selección no falta calidad.

Sin Carmen Martín, de la época gloriosa quedan muy pocas: Nerea Pena, usted y, en parte, Marta López.

Han ido llegado otras chicas que han demostrado su enorme valor. Se ha ido produciendo una regeneración en España, con unas características diferentes, pero lo que es evidente, como se ha demostrado, es que se mantiene el espíritu y el afán competitivo que nos ha hecho llegar donde estamos. No creo que este grupo de Guerreras pueda generar dudas a ese respecto.