Competición
  • Champions League

#TOCAGANARATODAS | BALONMANO

Alexandrina Cabral, una mamá feliz en las Guerreras

"Mi embarazo no estaba programado, pero tampoco fue un accidente. Llegó en su momento y me permite pelear por estar con España en unos Juegos Olímpicos".

Alexandrina Cabral.

Se perdió el último Campeonato de Europa el año pasado "porque estaba embarazada", fue madre en abril, "y en julio ya estaba con la Selección", cuenta feliz Alexandrina Cabral, que está encantada de volver a un gran evento con España. "Claro que sientes nostalgia cuando te pierdes un Euripeo, pero la maternidad es algo muy grande y que compensa; ahora, volver ,también es emocionante", comenta esta gacela de 1,75 metros, tan polivalente que le da más opciones al juego de España en ataque y defensa.

"Mi embarazo no estaba programado, pero tampoco fue un accidente. Llegó en su momento y me permite pelear por estar con España en unos Juegos Olímpicos", asegura Alexandrina, que conoce "a muchas compañeras que lo programan pero sin suerte".

De cara al Mundial con España, admite que tiene una gran responsabilidad: "La de jugar bien, y demostrar que se puede ser madre y deportista de élite".

Asegura que se siente afortunada porque no le costó "apenas trabajo" recuperar la forma física para volver a competir al nivel que tenía antes. Y dice que echará de menos a su hijo en este compromiso con las Guerreras: "No da mucha lata; llora cuando tiene hambre y poco más. Y sí, hay que levantarse alguna noche para darle el biberón, pero somo afortunados con su comportamiento. Hasta dormimos bien".