Competición
  • Clasificación Eurocopa

GOLF

Rahm: "No soy consciente de a dónde estoy llegando"

El golfista de Barrika valora el altísimo porcentaje de top 10 que lleva, sólo por detrás de Woods, "ojalá pueda mantenerlo". Cree que el reciente Open de España fue uno de los mejores torneos de su carrera.

Rahm: "No soy consciente de a dónde estoy llegando"
AIOL

El Seve&Jon Golf for Kids, torneo que une los nombres de Ballesteros y Rahm a través de una fundación, ha celebrado su fiesta de fin de curso en Meaztegi (Vizcaya), la tierra de Rahm. Este se ha sometido al bombardeo de 72 chavales que le ven como un ídolo al que tratan de imitar. "Uno me ha dicho que en tres años me va a ganar el Open de España ¡uno que piensa como yo! Le he dicho: '¡Ojalá llegues hasta ahí y estemos juntos!". En 2020 se quiere ampliar el circuito a Asturias y hay propuestas para llegar a Baleares y Catalunya. Jon y Javier Ballesteros, hijo del legendario Seve, han apadrinado la ventosa jornada en el campo vizcaíno. Se trata de un evento benéfico, ya que lo recaudado por las inscripciones va destinado a la Fundación Aladina, que apoya a niños con cáncer. Han pasado de cuatro clasificatorias y una final a 15 regionales y la final.

La chavalería le ha hecho recordar lo difícil que es llegar hasta su cima (cuarto del mundo). "Tuve todas las herramientas del mundo, hoy en día si no tienes cierto hándicap no entras. Cuesta llegar a  torneos, es importante que tengan más opciones. Con 10 años no sabía qué iba a hacer, con 14 estaba empeñado en ser de los mejores del mundo", resume.

Ahora, con el paso del tiempo, tiene que pararse a pensar lo que está logrando. "No soy consciente de dónde estoy llegando", lanza. Lleva en su carrera un 48,9 de top 10 y sólo le supera Woods (57,5%). "Tiger ha jugado 407 torneos y Rory, que lleva 10 años, 306; yo llevo 88, es más fácil alcanzar un porcentaje alto... ojalá pueda mantenerlo muchos años, es lo importante, y que pueda seguir creciendo. Si en el siguiente no hago top 10 me baja enseguida la media, sube y baja rápido". Además, es con Dustin Johnson el golfista que más torneos ha ganado en los tres últimos años, aunque matiza: "Él ha ganado grandes y campeonatos del mundo, la calidad es mayor, aunque no quiero quitar importancia al Open de España. Los míos tienen valor más bajo aunque emotivamente vale n mucho, al fin y al cado es ganar nueve veces, estoy muy contento. Hasta que no llegué a la universidad no era muy consistente puede que con esa consistencia lleguen más victorias".

Revalidó título en el Open de España y se ha quedado como el mejor del circuito europeo. El 'eagle' del 16 será difícil de borrar de su mente. "Nunca se me olvidará, Par, birdie... y canasta, eagle, no se me olvidará nunca, son casi los mejores nueve hoyos que he jugado en mi carrera, darle al público ese sábado y terminar como lo hice es memorable". No podría decir si vivió en el Club de Campo de Madrid el mejor torneo de su carrera ya que en el Abierto de Irlanda en julio también se sintió muy bien; "salí empatado y fui ganando por 6, mientras que en España salí líder". En todo caso, la primera victoria siempre es la más difícil de olvidar y esa se sitúa en Torrey Pines, el Famers Insurance Open de 2017.

Ahora permanecerá dos semanas descanso en su tierra, en compañía de su prometida, y empezará los entrenamientos de cara al cierre de curso en noviembre en el World Tour Championship de Dubai. En 202 cambiará pocas cosas, quiere jugar entre 26 y 28 torneos. El Campeonato del Mundo de Memphis cambia de fechas y tras Augusta también hay alguna variación. Además, están los Juegos de Tokio. "Ya iremos viendo el calendario y los objetivos", resuelve. En diciembre le espera una cita nada deportiva: se casa en la bilbaína basílica de Begoña, "más que un torneo es una celebración", puntualiza.

"El golf siempre me ha enseñado disciplina -va detallando-, mucha honestidad, es el único deporte en el que tú te impones tus propias penalidades, es tu deber, el golf te pone humilde rápido, en cuanto te crees que ya tienes la idea de esto, ya lo tengo, te tropiezas seguro. No es como chutar un balón para desarrollarte, cuesta, hay que pasar mucho tiempo de entrenamiento, clases, el primer profesor siempre lo recuerdas... te enseña la integridad y cuanto antes lo aprendas, mejor.

En el apartado de preguntas de los críos, Rahm dejó datos curiosos, como el recorrido más corto de su carrera: 59 golpes, con un grupo de amigos, cuatro veces, en Estados Unidos, en Arizona, Texas, Nueva York y Hawai. O el protocolo antes de salir a competir: llega una hora y cuarto antes, hace una serie de ejercicios, dos putt largos, una serie de aproach, patea para calentar las manos y afinar el toque, y por último unas veces trabaja con palos pares y otras con impares. Reiteró que creció siendo una admirador de Woods y ganarle "fue un sueño cumplido". Su mejor amigo en el circuito es Phil Mickelson, hermano de su extrenador Tim. De pequeño practicaba muchos deportes: pala, fútbol, piragüismo, golf... "Quería ser portero y elegí el golf, parece que elegí bien", bromea. Nunca ha escondido que su ídolo es Iribar (con el que coincidió ayer en un acto del Athletic en el que también estaba el de Plentzia). Y sabe de sobra cuándo ha dado un buen golpe, como el eagle del Open de España: "Cuando la gente salta y grita es que le has dado bien. Algo así lo he visto otra veces en mi carrera".

El aumento de los niños y niñas –en número equitativo– que han respondido a este circuito ha supuesto, además, un notable acercamiento de esta disciplina a practicantes neófitos, con el consiguiente crecimiento de lo recaudado, íntegramente para la Fundación Aladina.

"Hemos triplicado el número de torneos y niños, llegando este curso a Madrid y Andalucía en nuestra innata idea de que crezca con paso firme y transversalmente", destaca Ramón Barrenechea, alma mater del proyecto. Muchos de los eventos de 2019 se han desarrollado en campos públicos, "lo que ha fortalecido otra de nuestras metas, acercar el golf a niños que no habían tocado un palo en su vida. Calculamos que ha habido entre un 20 y un 25 por ciento de chicos y chicas en esa situación y nos llena de satisfacción".

El CEO del ‘Seve&Jon Golf for Kids’ avanza que la hoja de ruta se mantiene intacta, con el rumbo adecuado. "Queremos seguir creciendo, claro, pero más en calidad que en cantidad. Posiblemente en 2020 ampliemos el circuito a Asturias y tenemos propuestas para llegar a Baleares y Cataluña". Sin olvidar un reto primigenio, converger esta convocatoria con el concurso de Drive, Chip and Putt del Masters, cuyas finales nacionales se disputan en el mismo escenario del legendario ‘Major’, el Augusta National, el domingo previo a su arranque. "Es un objetivo a largo plazo que sentimos se va acercando. Los pasos dados, con contactos, entrevistas y seguimiento, son muy firmes. Parecía algo utópico pero su escenario ya es real", aporta Barrenechea.

Jon Rahm será el gran protagonista para los chavales ya que participará junto a Javier Ballesteros en esta jornada dominical en el campo vizcaíno de propiedad foral. De hecho, junto a Tamoin, la Diputación de Bizkaia es uno de los partners originales del proyecto. "Será un día para los niños. Como todo el proyecto está muy dirigido para que los que no tienen handicap o tiempo para jugar puedan pasarlo bien, que aprendan quién fue Seve, y que tengan muy presente que en esta vida siempre hay alguien a quien le hace falta ayuda. Por eso colaboramos con la Fundación Aladina", dice el número cuatro del mundo, líder del Race to Dubai y reciente ganador del Open de España.

Las finales del "Seve&Jon Golf for Kids" serán de entrada libre en Meaztegi. A las 10.30 de la mañana se recibirá a los participantes y una hora después comenzará la competición de puntuación para las salidas más largas y los approach y putts más eficaces. Tanto Jon Rahm como Javier Ballesteros ofrecerán una exhibición de su juego.

 

Unido a su ídolo Severiano en un torneo benéfico

Rahm se siente a gusto prestando su norme a un torneo y ligarlo al de su ídolo Severiano. "El hecho de que esté aquí parte de la familia Botín-Ballesteros es todo un honor.", refleja el golfista de Barrika, quien a la edad de los chavales que le miraban con ojos de admiración, sobre diez años, no se acuerda ni qué preguntas hacía, "no sabía ni quién era... esa pasión por competir la tenemos todos, veo algo de mí en todos ellos".

Cree que este tipo de eventos da una oportunidad a los niños de meterse en el golf. "Una de las quejas es que tardas en llegar. Otro de los asuntos de este torneo es aprender valores. Que aprecien la suerte de tener estas posibilidades, que crezca su afición en el golf y crezcan como personas, se diviertan, muchos no sabrán quién es Severiano, la idea es seguir ese legado de Seve en el golf español y crear mi propio legado". Jon sigue manteniendo que iniciativas de este tipo contribuyen a que "se quite ese estigma de deporte de pijos". En definitiva, tratan de "devolver todo lo que el golf nos ha dado, y aportárselo a los chavales, tratar de hacer crecer el interés en España".