Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

ATLETISMO

¿Por qué la marca de Kipchoge no es récord del mundo?

Eliud Kipchoge se convirtió en el primer ser humano en bajar de las dos horas en una maratón. Sin embargo, la marca no cumple unos requisitos mínimos.

Eliud Kipchoge tiene el récord de la maratón... pero no es la marca conseguida este sábado en VIena, sino que lo consiguió el año pasado en Berlín, con un tiempo de 2h 01:39. Pese a la estratosférica marca de 1h 59:40, la cifra no aparecerá entre los récords oficiales de la prueba por diversos motivos que la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) no contempla. Los motivos principales son los siguientes:

-En primer lugar se trataba de una iniciativa privada de Ineos que no cumplía con los requisitos necesarios para ser considerado récord del mundo, ya que no se trataba de una carrera oficial, más bien un evento privado, y ninguna Federación lo regulaba.

-El recorrido, un circuito de 9,6 kilómetros (con dos rectas de 4,3) y 0,06% de desnivel, no estaba certificado ni medido por un organismo oficial.

-Otro de los condicionantes más vistosos que impiden que sea oficial era el uso de las liebres, que entraban y salían cada ciertos tramos de la carrera. En una maratón normal, una vez que se retira una liebre no puede volver a la carrera. Además, tiene que haber mínimo tres competidores. Este requisito sí lo cumplieron en la anterior intentona (Monza 2017) con tres participantes. No obtuvieron el éxito que sí consiguieron en Viena.

-Un coche iba por delante, además de marcando el tiempo, señalando con una luz verde el ritmo que debían seguir las liebres para conseguir el objetivo, algo que tampoco está homologado. Incluso a cada paso de Kipchoge y compañía por el circuito, miembros de la organización barrían la carretera.

Un coche marcó la luz para que las liebres siguieran el ritmo

-Por último, estaba la duda de si existía control antidopaje, al menos de manera oficial no lo hubo, pero sí aparecía la existencia de uno interno al ser un evento privado. De todos modos, Kipchoge cuenta con un pasaporte biológico que muestra su actividad.

En resumen, no es récord oficial, pero sí una hazaña histórica que será recordadaVeremos si en el futuro se logra en una maratón oficial.