UFC

McGregor, a juicio tras la agresión a un anciano en un bar

Conor McGregor ha sido acusado de de agresión por su incidente en un bar de Dublin el pasado abril. Debe presentarse ante el juez el 11 de octubre.

Conor McGregor tendrá que personarse de nuevo ante el juez. El irlandés está visitando más de lo que le gustaría los juzgados en los últimos años. Lo hizo primero por los incidentes que provocó antes del UFC 223. Después fue citado por romperle el móvil a un fan... pero los cargos fueron retirados y no fue necesario (aunque esa vez fue detenido). Por último, también fue castigado por la Comisión de Nevada por la batalla campal tras el UFC 229. Ahora, tras agredir a un anciano en un pub de Dublin en abril (todo trascendió en agosto), el irlandés tendrá que personarse en un juzgado de Dublin el próximo 11 de octubre, según confirmó confirmó un portavoz del luchador a ESPN.

Una vez que se hizo público el altercado (el anciano estaba sentado y el excampeón de la UFC le dio un puñetazo en la cara), McGregor fue duramente criticado y pidió disculpas públicamente, algo que no le ha servido para evitar el juicio. 'The Notorious' ha sido acusado de agresión, un delito, que con la legislación irlandesa, podría costarle seis meses de prisión o una multa máxima de aproximadamente 1.500 euros. También podría darse la posibilidad de que fuese condenado con ambas penas. El próximo viernes el juez dictará sentencia. 

Su idea es regresar a la competición en UFC

Mientras los líos extradeportivos siguen marcando el pulso de actualidad sobre McGregor, el irlandés continúa con la intención de regresar al octágono. De momento no ha trascendido demasiado sobre ello, aunque cada poco aparece un nombre como futurible. Cuando McGregor tuvo que personarse ante la corte de Brooklyn, la UFC esperó a que el caso estuviese cerrado para darle una nueva fecha (ante Khabib). Físicamente, el excampeón de la UFC ya se encuentra al 100%. Sufrió una lesión en su brazo derecho que le tuvo algo más de un mes en el dique seco, ahora vuelve a esperar un rival. Actualmente ocupa el puesto número tres en el ranking del ligero, detrás de Ferguson y Poirier (quién cayó con Khabib por el título en el UFC 242).