ATLETISMO | MUNDIALES | 5.000

¡Brutal! Drama y compañerismo en la pista de Doha para Busby

El arubeño Busby desfalleció cuando quedaba una vuelta y el guineano Dabó le recogió para que acabara la carrera, aunque fue descalificado por recibir esa ayuda.

Jonathan Busby, de la caribeña isla de Aruba, se apuntó a la aventura de correr como invitado en los Mundiales de Doha. Ni 100, ni 200, decidió correr los 5.000 metros y la jugada pudo salirle cara. Pronto el pelotón de favoritos le dobló y a partir del 3.000 su ritmo comenzó a decaer de manera preocupante… Mucho. En la última vuelta estuvo a punto de caer desfallecido… pero se dio cuenta de ello Braima Suncar Dabo, de Guinea Bissau (el país de Ansu Fati, por cierto), otro invitado. Y no dudo en socorrerle.

Ambos dieron la última vuelta juntos con Suncar Dabo, agarrando a Busby, que avanzaba con los brazos caídos, arrastrado por el guineano que le llevó toda la vuelta hasta la meta. El estadio Khalifa de Doha, no lleno, pero muy ruidoso, les brindó una brutal ovación durante ese último 400. El resultado fue 18:10.68 para Busby y 18:10.87 para Suncar Dabo, que incluso le permitió entrar antes a su compañero.

Descalificado

Busby es un corredor amateur, sin datos en la ficha de la IAAF, que tiene como mérito la media maratón de Curaçao con 1h23, a muy poco menos de 4:00 minutos el kilómetro, un ritmo que no es el más propicio para un 5.000 mundialista. Fue dramático, bonito… y tanto Busby como Dabo se llevaron una marca personal, aunque la del arubeño no contará porque fue descalificado por recibir esa ayuda. El reglamento de la IAAF, en su artículo 144.3, establece que no está permitido "recibir apoyo físico de otro atleta que le ayude a progresar hacia delante en la carrera".