Competición
  • Champions League

GIMNASIA RÍTMICA | MUNDIALES

Berezina pasa a la final que decidirá las plazas olímpicas

Por su parte, María Añó, la segunda española que hizo el concurso completo, finalizó en la trigésima novena posición.

Berezina pasa a la final que decidirá las plazas olímpicas
TATYANA ZENKOVICH EFE

La gimnasta española Polina Berezina disputará este viernes la final individual de los Mundiales de gimnasia rítmica, en Bakú, en la que se decidirán, además del título universal, las 16 primeras plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Berezina concluyó la fase de clasificación con una nota de 58,225 puntos que la situó en vigésima cuarta posición. Disputarán la final las 24 mejores, aunque con un máximo de dos por país, por lo que otras dos gimnastas entraron por detrás de Berezina. María Añó, la segunda española que hizo el concurso completo, finalizó en la plaza trigésima novena, lejos de la clasificación.

Si bien todas las finalistas partirán con su puntuación a cero, todo apunta a un nuevo título mundial, que sería el tercero consecutivo, de la rusa Dina Averina, que sumó 71,350 puntos con sus ejercicios clasificatorios. Se han tenido en cuenta las tres mejores notas.

Por detrás de ella se situaron la israelí Linoy Ashram, 68,400 puntos, y la rusa Arina Averina, hermana gemela de Dina y campeona de Europa. Esto dejó fuera de la final a la tercera rusa en concurso, Ekaterina Selezneva, oro en la final de aro y cuarta clasificada general con 66,700, pero sin cupo ya para otra rusa. Israel, Italia, Bielorrusia, Bulgaria, Estados Unidos, Japón y Ucrania son los otros países con dos gimnastas en la final.

Averina se cuelga dos nuevos oros

La rusa Dina Averina ratificó su condición de reina indiscutible de la gimnasia rítmica tras colgarse su tercera medalla de oro en los Mundiales que se disputan en Bakú, al imponerse este jueves en las finales de mazas y cinta. Averina, que ya el pasado martes logró el oro en pelota, volvió a demostrar su supremacía con dos sobresalientes actuaciones, en especial la que protagonizó con la cinta.

Tal y como confirma el más de un punto -1,050- en el que la gimnasta rusa, que logró una calificación de 21,800, aventajó a su más inmediata perseguidora, al israelí Linoy Ashram, que una vez más tuvo que conformarse con la medalla de plata con 20,750 puntos. Completó el podio la también rusa Ekaterina Seleznova, que sumó al oro logrado el pasado martes en la final de aro, la medalla de plata conquista en cinta, tras lograr una puntuación de 20,650.

Más dudas había sobre el triunfo de Dina Averina, pese a su condición de doble campeona mundial, en la final de mazas, ante la extraordinaria actuación de su hermana gemela Arina Averina en la ronda preliminar. Pero Arina Averina, que firmó unos espectaculares 24,250 puntos en la fase clasificatoria, no pudo revalidar su sensacional presentación del miércoles, quedando relegada a la cuarta plaza final con un puntuación de 22,050. Circunstancia que no desaprovechó su hermana Dina para hacerse con el triunfo con una nota de 23,800 puntos.

Media unidad más que la israelí Linoy Ashram, plata con una calificación de 23,300, y casi una y media más que la ucraniana Vlada Nikolchenko, que arrebató el bronce a Arina Averina con una puntuación de 22,350.

Impresionante botín al que Dina Averina, que también logró el bronce en la final de aro, tratará de ampliar en la final del concurso general que se disputará mañana viernes y en la que la gimnasta rusa tratará de ceñirse su tercera corona mundial consecutiva tras imponerse en los Mundiales de Pesaro 2017 y Sofía 2018.