Competición
  • Champions League
  • Hoy en As
Benidorm
18
FIN
22
Bidasoa

BALONMANO

El Bidasoa frena el buen inicio del Benidorm en la Asobal

Cabanas, autor de 11 goles, fue el único que tiró del carro local, que no pudo remontar en la segunda parte al conjunto vasco

El Bidasoa frena el buen inicio
del Benidorm en la Asobal

El Bidasoa Irún acabó este miércoles con la racha triunfal del Balonmano Benidorm, que encajó su primera derrota en la competición ante un rival superior que supo administrar con maestría su ventaja en el marcador (18-22). El conjunto guipuzcoano cimentó su victoria en una gran primera parte, en la que secó por completo al ataque del Benidorm, que echó de menos los goles del argentino Simonet a pesar de la soberbia actuación ofensiva de Cabanas, autor de once tantos, siete de penalti.

El equipo local arrancó con fuerza gracias a las paradas del portero brasileño Leo Vial y los contragolpes de Cabanas ante un Bidasoa Irún al que le costó tomarle el pulso al encuentro. El Benidorm estaba lanzado y Jacobo Cuétara, técnico del Bidasoa, se vio obligado a pedir un tiempo muerto con 5-3 en el marcador para frenar la escapada del equipo local.

La intervención del entrenador irundarra tuvo un efecto inmediato en el desarrollo del partido, ya que el Bidasoa ajustó mejor su defensa y reaccionó en ataque, logrando un parcial de 3-0 que le dio, por vez primera, ventaja en el marcador.

Odriozola fue un martillo en el lanzamiento y el Benidorm entró en colapso en ataque. El conjunto local se fue diluyendo en defensa ante el juego coral de su rival, que fue ampliando poco a poco la ventaja en el marcador a pesar de que Fernando Latorre, entrenador del Benidorm, lo intentó todo para frenar a su rival.

Benidorm, impreciso y desestabilizado en ataque gracias a los continuos bloqueos defensivos, se fue desangrando poco a poco con los goles de Serrano desde el pivote, que permitieron al Bidasoa retirarse al descanso con una cómoda renta (8-13).

Un parcial de salida de 3-0 del Benidorm hizo creer a la afición local en la remontada. El joven portero Roberto Rodríguez puso un muro sobre su portería y el equipo local ganó en confianza, pero seguía sin apenas ideas en ataque.

El Bidasoa fue acusando en cansancio con el paso de los minutos y, pese a que el Benidorm llegó a ponerse a un gol de distancia, supo administrar su renta gracias a las intervenciones providenciales de Rangel y los lanzamientos de Salinas en momentos especialmente críticos.

En los últimos minutos, el Benidorm, del que solo tiraba Cabanas en ataque, cometió varios errores y pérdidas de balón que fueron penalizados por Renaud, permitiendo al conjunto vascos llegar al final del encuentro sin apenas sufrimiento.