Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

BOXEO

Amanda Serrano aplasta a Hardy

Amanda Serrano es nueva campeona mundial WBO y WBC (interina) del peso pluma al derrotar por decisión unánime a Heather Hardy en Nueva York.

Crónica del Heather Hardy vs Amanda Serrano: WBO del pluma.
Matchroom Boxing

La última vez que Amanda Serrano se había subido a un ring tardó 37 segundos en finiquitar la pelea. Este viernes, en el teatro del Madison Square Garden, poco le faltó para hacer lo mismo. Tras reinar en enero en el mosca (logrando un título en su séptima categoría), lo consigue ahora en el pluma al alzarse con los Mundiales WBO y WBC (interino). Se impuso por decisión unánime (98-92, 98-91 y 98-91) a Heather Hardy, quien demostró valentía y aguante en os asaltos iniciales. Fue recibida por un vendaval y no acabó noqueada porque sonó la campana. Amanda Serrano no se cansa de reinar.

La puertorriqueña salió con ganas de acabar rápido con la pelea. Por ello metió ritmo, hizo retroceder a Hardy y sacó manos a una velocidad endiablada. Pegaba en la media-corta distancia y esquivaba, todo con varias marchas más que su rival. En el primer round Hardy se tambaleó y con un minuto más de asalto (en boxeo femenino duran dos minutos) hubiese claudicado De hecho, el árbitro casi para el combate... pero no llegó el final y no fue porque Serrano no lo intentó. Varió los planos de golpeo, subía siempre pegando con los golpes curvos y el volumen de golpes que metía era altísimo. Esa estrategia le duró los tres actos iniciales. En ese momento su inteligencia salió a relucir. No iba a ser capaz de noquear tan fácil, y reguló.

Desde el cuarto comenzó a boxear calmada. Se tomaba su tiempo, metía el jab y esperaba el golpe de su oponente para percutir. Fue una exhibición verla como metía su mano abajo, esquivaba la de Hardy y subía con un golpe curvo conectando con gran facilidad. Puro boxeo. Su ritmo siguió y Hardy tuvo algo que decir en el séptimo round. Parecía que el gas comenzaba a fallarle a Serrano, pues no se quitaba golpes con tanta facilidad y fue en el que más recibió. Era cierto, acusó el esfuerzo de primeros asaltos, pero supo suplirlo con ritmo. Era menos certera, pero con volumen de golpes remató el trabajo. Otra exhibición y otro título para el zurrón. Nueve veces campeona en siete divisiones diferentes, pero con hambre. ¿Subir al ligero a por Katie Taylor? "Creo que ella va a subir al superligero. Pero si se diese no me importaría donde, le voy a ganar", reto abierto. The Real Deal quiere más.