Competición
  • Clasificación Eurocopa

NFL

La historia gráfica de JJ Arcega, el español que llega a la NFL

El receptor de los Eeagles nació en Utebo (Zaragoza) y podría tener algunos minutos contra los Redskins. Esta es su trayectoria.

La historia gráfica de JJ Arcega, el español que llega a la NFL

José Joaquín Arcega-Whiteside, nacido en Utebo (Zaragoza), hizo historia el pasado 26 de abril y se convirtió en el primer español elegido en el draft de la NFL. Y además no fue seleccionado por un equipo cualquiera; quienes apostaron por él fueron los Philadelphia Eagles, campeones de la Super Bowl hace dos temporadas, y que en la última también disputaron los playoffs. Además, por su filosofía son un destino ideal para que el receptor español desarrolle todo su juego y se convierta en una estrella de la NFL.

Arcega fue elegido en la posición 57, segunda ronda, como sexto receptor de este draft, justo cuando llegó la fiebre por la posición. Este año no había ningún receptor con vitola de superestrella como para ser elegido en el top 10 más exclusivo del draft, pero sí una docena de jugadores con calidad para marcar diferencias y Arcega estaba entre ellos.

De entrada, pareció sorprendente la decisión de los Eagles de hacerse con los servicios de Arcega. Aunque tenían entre sus objetivos encontrar un receptor para dar profundidad a la posición, parecían tener otras necesidades más acuciantes en rondas altas. Además, ya tienen en Zach Ertz a un jugador dominante en la zona de anotación, que es la mayor virtud del español. El año pasado fueron el séptimo equipo con mejor juego de pase de toda la NFL y su quarterback, Carson Wentz, es una de las estrellas emergentes de la liga. Con esos ingredientes, Arcega formará junto a Alshon Jeffery, Desean Jackson, Nelson Agholor y el tight end Zach Ertz uno de los bloques aéreos más potentes de la competición.

En el tercer partido de la pretemporada, el más importante de los duelos de preparación del verano, Arcega demostró con una actuación estratosférica que tiene potencial para ser una de las grandes estrellas de la competición. Fue el mejor receptor del equipo, con ocho balones atrapados de los nueve que el quarterback lanzó hacia él, 108 yardas y un touchdown. Un partido perfecto, el primero de una carrera que promete estar llena de éxitos y llevarle a la élite de la NFL.