Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

PIRAGÜISMO | MUNDIALES

EL K4 500, plata y billete a Tokio con el soldado Arévalo

Craviotto, Cooper, Germade y Arévalo, militar de profesión e incorporado hace mes y medio por la baja de Cristian Toro, revalida subcampeonato y resuelve las dudas.

Craviotto, Arévalo, Walz y Germade celebran la medalla de plata.
RFEP

Del revoltijo de agua que levantan 36 bestias en kayaks de 11 metros, salió triunfante el K4 500 español, con una medalla de plata en los Mundiales de Szeged (Hungría). Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper y Rodrigo Germade resolvieron las dudas que había dejado la baja de Cristian Toro hace mes y medio con su retirada temporal "agobiado" por la alta competición.

En la primera competición del cuarteto, con el soldado Arévalo detrás del gran capitán Craviotto, revalidaron el subcampeonato logrado en 2017 (sin el catalán entonces) y 2018 y, sobre todo, lograron plaza para Tokio 2020. La embarcación que mide el potencial de un país estará en los Juegos y peleará por superar la plata de la alineación mítica del K4 1.000 (Menéndez, Misioné, Díaz-Flor y Celorrio) en Montreal 1976.

Carlos Arévalo.

Otra embarcación galáctica, la Alemania de Tom Liebscher, Ronald Rauhe, Max Rendschmidt y Max Lemke ganó la regata (1:19.26) con España (+0.51) y Eslovaquia (+1.70) por detrás. Se resolvieron las dudas sobre un proyecto al que se le había abierto una vía de agua sin Toro, porque dieron una gran batalla a los germanos, liderando la carrera durante un tramo. "En dos o tres semanas, Carlos ha tenido que aprender cosas para las que se necesitan seis meses", alababa Craviotto (34 años), que irá a por una quinta medalla en Tokio para igualar a David Cal.

El K4 ilusionó con Craviotto, Cooper, Toro (los tres campeones olímpicos) y Germade (mundial), pero este año se encadenaron malos resultados que precipitaron la renuncia de Toro. Se echó mano entonces de Arévalo (Betanzos, 25 años), que brilló en los 'trials' nacionales de abril. El gallego se había quedado fuera de Río 2016, donde iba a ir en el K2 200 con Toro, ante el empuje del superclase Craviotto.

“Me quedé a las puertas y el palo fue enorme. Me costó volver a levantar cabeza, pero decidí que era una buena época para enderezar mi vida fuera del deporte", explica, y se enroló en el Ejercito, al que sirve en el Regimiento Príncipe de Infantería, del acuartelamiento Cabo Noval en Asturias. La disciplina ayudó a Arévalo a trabajar el doble en poco más de un mes, con ejercicios de coordinación en tierra y más sesiones en el agua a los mandos de Miguel García en Trasona, el técnico que ya guiaba su carrera. “Había una gran presión y siento mucha rabia liberada. Este K4 anda mucho y tenemos margen de mejora", apunta el gallego.

El K4, el mascarón de proa de un piragüismo que no se baja del podio desde Atenas 2004, sigue siendo un cañón. 

LAS MEDALLAS DE ESPAÑA

ORO. C2 200. Alberto Pedrero y Pablo Graña (no olímpica)

PLATA. K4 500. Craviotto, Arévalo, Cooper y Germada (clasificados Tokio 2020)

PLATA K2 1.000. Cubelos y Peña (clasificados Tokio 2020). 

PLATA  K2 500. Pelayo Roza y Pablo Vázquez (no olímpica). 

BRONCE. K1 200. Carlos Garrote (clasificado Tokio 2020). 

BRONCE. K1 200. Teresa Portela (clasificada Tokio 2020). 

BRONCE. C2 500. Sete Benavides y Toni Segura (no olímpica). 

*En la edición de Montemar-O-Velho se ganaron seis medallas.

ESPAÑA, ANTE EL DILEMA DE DESCARTAR A UN PALISTA

España tiene tanto nivel que la Federación Española se verá en una perversa tesitura de cara a los Juegos. Por los cupos de atletas que establece el Comité Olímpico Internacional, cada país sólo podrá acudir con seis piragüistas masculinos, por lo que tendrá que descartar a uno entre los siete que han logrado las tres plazas para el país en Szeged. 

Queda por ver qué criterios de criba se establecerán. El K2 1.000 de Cubelos y Peña parece sólido. “Somos una opción clarísima de medalla”, reivindicaba el vasco. Craviotto, además, podría doblar en el K1 200, en el que Garrote ha sido bronce, porque en Río fue tercero. La decisión se antoja difícil.

Otra novedad es que, con los clasificados, cada país podrá participar en las pruebas que quiera, aunque no clasificara. Por ejemplo, podría salir en los K1 con integrantes del K4 y el K2.

BENAVIDES, CUARTO

En otras finales del día, Sete Benavides acaó cuarto en el C1 200. Los jóvenes Juan Oriyés y Daniel Abad, sextos en K2 200. Y David Fernández, Mohssine Moutahir, Ignacio Calvo y Pablo Martínez, sextos en C4 1.000.