Competición
  • Tour Francia
  • Champions League
  • Europa League
Champions League
Viktoria Plzen Viktoria Plzen VIK

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

Saburtalo Saburtalo SAB

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

TNS TNS TNS

-

Copenhague Copenhague CPN

-

PSV PSV PSV

-

Basilea Basilea BSL

-

Sutjeska Sutjeska SUT

-

APOEL APOEL APO

-

Europa League
Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

Lincoln Red Imps Lincoln Red Imps LRI

-

HB Torshavn HB Torshavn HBT

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

Shkendija Shkendija SKE

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Sta. Coloma Sta. Coloma SANT

-

FC Astana FC Astana AST

-

Tre Penne Tre Penne TRE

-

Suduva Suduva SUD

-

ATLETISMO | DIAMOND DE RABAT

Echevarría se entonó en el foso de longitud y Cáceres, cuarto

El prodigio cubano, de 20 años, saltó 8,34 y recuperó su nivel de forma. Es el llamado a pasar de 9 metros. Álvaro de Arriba, quinto en 800 y Mechaal, cuarto en 1.500.

Echevarría se entonó en el foso de longitud y Cáceres, cuarto
Marco Mantovani Getty Images

De Juan Miguel Echevarría, cubano de Camagüey de 20 años, se dice que por sus cualidades puede ser el hombre que pase de los nueve metros en longitud. Lo piensan autoridades del salto como Bob Beamon o Iván Pedroso, pero Echevarría había comenzado el verano en Europa con dudas, sin saltos por encima de 8,00. Hasta este domingo. En la Diamond League de Rabat se quitó las telarañas en el quinto salto, con 8,34 y batió a los sudafricanos Manyonga (8,21) y Samaai (8,16), sus dos enemigos a nivel mundial.

“Estoy feliz por mi marca de la temporada”, decía el cubano, que ya ha hecho vuelos larguísimo con viento ilegal (el tope es 2.0). En Estocolmo en 2018 firmó 8,83 (+2.1) y este marzo en La Habana voló a 8,92 (+3.3). “Yo creo que sí puede ser el que pase de los nueve metros, pero necesita tiempo”, decía Eusebio Cáceres, cuarto en esta prueba de Rabat, con 7,80 y un sólo salto válido. El de Onil, que volvía a una Diamond tres años después, hizo cinco nulos, pero tiene alta velocidad en sus piernas. Ha compartido entrenamientos con Echevarría, que pasa temporadas en España.

Tras su parón invernal, Adel Mechaal ya coge tono en 1.500. Abrió la temporada con 3:38.22 en Praga y aquí en Rabat rebajó esa marca en dos segundos, fijando el reloj en 3:36.21, rondando la mínima mundialista (3:36.00). Fue cuarto, en una carrera en la que corrió muy atrás y tuvo que hacer muchos sobreesfuerzos. Pese a todo, el de Palamós llegó con energía a la recta final y estuvo cerca del ganador Kibet (3:35.80).

André De Grasse ganó un 200.

Álvaro de Arriba fue quinto en 800, en una carrera durísima, que fue lanzada por el español Saúl Martínez al que se le exigió 50.00 en el 400 (hizo 49.96, perfecto), pero los competidores no le siguieron. De Arriba marchaba en la parte trasera del grupo y en los últimos 200 metros sacó su potente sprint para remontar y firmar 1:46.64. Una actuación correcta para rematar dos semanas de competiciones intensas (Hengelo, Montreuil y esta).

Destacó el 1.500 femenino con Genzebe Dibaba parando el reloj en 3:55.47 en un apretado sprint con Siffan Hassan. Rababe Arafi, premio As Arabia, fue cuarta y batió el récord de Marruecos (firmó 3:58.84). Además, el canadiense André de Grasse venció en 200 a Ramil Guliyev con 20.19. El canadiense fue doble medallista olímpico en Río (100 y 200) y había pasado un largo período de lesiones. Y curiosa fue la llegada del 110 vallas en la que McLeod se cayó y derribó a Shubenkov, que, pese a todo, logró la victoria. Todo el día que en Echevarría recuperó el tono.