Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Vuelta a España
Benidorm - Calpe
Corredor Tiempo
Grupo de cabeza ...
Grupo perseguidor +01:00
-- --
Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
Waalwijk Waalwijk WAA

0

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

Utrecht Utrecht UTR

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Temas del día Más temas

BOXEO | JOANA PASTRANA

"La gente me dice que empieza a seguir el boxeo por mí"

Joana Pastrana visitó la redacción de As tras ganar el pasado sábado su tercer campeonato del mundo del peso mínimo por la FIB ante Ana Arrazola.

Joana Pastrana (Madrid, 28 años) es pura naturalidad. Lo demostró el sábado, cuando tras ganar a Ana Arrazola y levantar su tercer campeonato del mundo IBF del peso mínimo estuvo más de hora y media sacándose fotos con los aficionados que la reclamaban. "Lo estaba deseando, me llevaron en volandas y debía corresponderles. Sin ellos y los medios de comunicación no sería nada", reconoce la española en su visita a As. Como al ring, Pastrana llegó flanqueada por Nicolás González, su entrenador, y Álvaro Gil-Casares, su mánager. El árbitro levanta su mano, pero ella no lo duda: "Es el resultado del esfuerzo del equipo. En esta preparación hemos trabajado desde el primer momento para enfrentarnos a una zurda. Fue duro, pero en el ring se vio todo lo que llevábamos meses practicando. Nos pasamos tres meses en el gimnasio pensando sólo en Arrazola".

Quería la victoria a toda costa y lo logró. Su actitud al salir al ring asusta, pero es algo momentáneo. "En ese instante me transformo. Me pongo seria porque voy a hacer un deporte serio. Los insultos o empujones son una falta de respeto", apunta Pastrana. "Uno de los gestos más bonitos de la pelea fue cuando al terminar las dos se abrazaron y saludaron juntas. Fue emocionante. Además, Joana siempre les da algún regalo tras la pelea. Esta vez le entregó una camiseta del equipo. Arrazola (que disputó su séptimo Mundial) me dijo que Joana había sido la rival más difícil y nos ofreció su ayuda para cualquier preparación futura. Esos detalles nos honran mucho", añade Gil-Casares.

Esos valores que transmite sobre la tarima, han encandilado a la gente... y a las instituciones. "Un día salí del fisio, destrozada, y me llamó un número que no conocía. Era María José Rienda, emocionada, y me estaba comunicando que me acababan de conceder el Premio Nacional del Deporte. Fue increíble y un subidón de moral muy importante justo en la fase más dura de la preparación", aseguró todavía conmovida Pastrana. Los galardones son un refuerzo, pero que la afición valore su trabajo lo es más. "Mucha gente me dice que no le gustaba el boxeo y lo ha empezado a seguir por mí. Es increíble. También me han comentado que tras ser campeona las licencias se han multiplicado por cinco (de 445 en 2016 a 2.059 en 2017, según el último dato oficial). Me siento una privilegiada por todo ese cariño que estoy recibiendo".

Una audiencia de 338.000 espectadores

Joana Pastrana reunió a 2.000 personas en Moralzarzal, pero en televisión también mostró su tirón mediático. La audiencia media de GOL durante su pelea fue de 209.000 espectadores, con un 1,4% de cuota de pantalla. La retransmisión, que registró un pico máximo de 338.000 espectadores a las 23:47, fue la segunda emisión más vista del día en la cadena. Además, el combate fue publicado en el canal de Youtube de LaLigaSports llegando a las 5.000 reproducciones en menos de 24 horas.

El apoyo de la hinchada es algo muy importante para Pastrana. En Moralzarzal congregó a 2.000 aficionados, su récord hasta el momento, pero no se conforma y quiere más. "No hay ningún sitio en el que me haga especial ilusión pelear. Quiero que el que sea esté lleno a reventar, ese es mi sueño. Por ejemplo, cuando Kerman Lejarraga reúne 11.000 personas en Bilbao yo soy una de ellas y me emociono animando también. En su salida él ha vivido algo que yo todavía no. Me encantaría que pasase en mi próximo combate". Una cita que todavía no tiene fecha. "En mayo acudiremos a la convención de la IBF y estudiaremos las opciones. Pero nuestro primer pensamiento es unificar", revela Álvaro Gil-Casares. Dos Europeos, tres Mundiales y un país al que ha encandilado. En dos años la madrileña ha pasado de Joana a Superprastrana.

Quiere la revancha contra la alemana Tina Rupprecht

Imagen del pesaje entre Rupprecht y Pastrana antes de su combate en octubre de 2016.

"Me da igual que sea en España o Alemania. Voy donde haga falta, lo que quiero es tenerte enfrente con dos títulos en juego: el tuyo y el mío", así se dirige Pastrana a la que quiere que sea su rival. La española tiene una cuenta pendiente con Tina Rupprecht (26 años). Contra la alemana perdió su única pelea como profesional (en un combate en el que se fracturó la mano en el segundo asalto y cedió por un único punto) y espera que se pueda dar la revancha y de paso unificar coronas (Rupprecht es campeona WBC). Su equipo lo ha intentado, pero siempre llegaba "la negativa de la boxeadora". "Lo volveremos a probar", avisan.