LA CHICA DE AS

Sarai Gascón: un icono de la natación paralímpica

Acumula cinco medallas olímpicas y recientemente cambió el CN Terrassa por la UCAM. Empezó a nadar con tres años y aspira a seguir en los podios olímpicos.

Sarai Gascón

Con seis medallas olímpicas (cinco platas y un bronce) en su poder, Sarai Gascón, a sus 26 años, es una de las nadadoras paralímpicas más galardonadas y con mayores posibilidades de conseguir podios en los Juegos Paralímpicos de Tokio, en 2020. El último de los galardones que ha recibido la nadadora nacida en Terrassa es el de mejor deportista española paralímpica en los Premios Admiral. Un reconocimiento a una trayectoria que empezó con apenas 15 años en Pekín 2008, donde ya se colgó una plata en los 100 braza SB9.

Criada en la cuna del hockey hierba, y con una malformación de nacimiento en su brazo izquierdo, Gascón empezó a nadar con apenas tres años. A los nueve, ya acudió al CN Terrassa, donde empezó a demostrar su destreza; y, poco a poco, con la ayuda de sus padres, se fue convirtiendo en una nadadora destacada a nivel nacional. Lleva ya una década entre las mejores y recogiendo premios de todo tipo. En los pasados Europeos de Glasgow ganó, sin ir más lejos, tres oros.

El pasado verano, Gascón dejó el CN Terrassa y fichó por la UCAM después de una polémica que salpicó las redes sociales debido a la adecuación del salario de la paralímpica. Mientras ella reclamaba tener los mismos privilegios que los nadadores olímpicos de la sección de natación, el club decidió finalmente no renovarla en esas condiciones. Para la nadadora fue una “despedida dolorosa” del club de su ciudad y de su vida. La gran cita acuática de la temporada para Gascón serán los Mundiales de piscina larga, que tendrán lugar del 29 de julio al 4 de agosto en Malasia.