Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copa Libertadores
Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

SPEED SKI

Jan Farrell: "En los Andes y con presupuesto ilimitado podríamos llegar a 290 km/h"

Jan Farrell se lanza durante un descenso de speed ski.

Jan Farrell

El esquiador británico afincado en Madrid atendió a los medios antes de iniciar su andadura en la Copa del Mundo de Speed Ski, donde luchará por el Globo de Cristal.

Jan Farrell arranca este martes en la estación finlandesa de Salla su andadura en la Copa del Mundo de Speed Ski o Esquí de Velocidad. Antes de poner rumbo a la cita el esquiador británico atendió a los medios de comunicación para desvelar más características de su deporte y cuáles son sus expectativas para esta temporada (Puedes conocer en este artículo de Deporte y Vida cómo ha sido su preparación física para esta temporada).

El esquiador ha tenido que realizar una pretemporada algo alternativa por la llegada tardía de la nieve. "Ha sido algo irregular. Empezamos a entrenar el 1 de noviembre en Masella, era fabuloso e inaudito que hubiese nieve en esas fechas en los Pirineos. Hemos ido por media Europa y teníamos que cambiar los planes cada semana por la nieve. Ha sido increíble. En Austria no nevó hasta el 30 de diciembre y cayeron 2-3 metros de nieve. Fue una emergencia nacional por avalanchas. En Pirineos no pude entrenar por falta de nieve. Actualmente nieva de muchísimo pero lo hace de golpe".

Farrell arrancará la temporada en Salla, una pista que ve difícil porque no se adapta a sus características. "Lo ideal es ser pesado y denso y ocupar lo menos posible aunque hay circuitos para todos los estilos. En Finlandia, primera prueba, tienen ventaja los más ligeros, porque la nieve está muy fría y cuando entrenamos allí hacía -34º. El lema de la estación es 'En mitad de la nada'. No hay nada alrededor y está a 10 kilómetros de la frontera de Rusia. Con la nieve a 0 y una temperatura ambiente más alta es cuando más corren los esquís. Por eso Andorra es una de las pistas que mejor me viene. Allí, cuanto más pesas, tienes más ventaja. De hecho, el récord del mundo se logró sobre nieve primavera"

Después de la prueba de Salla y el paso por Idre Fjäll Suecia (7 al 9 de marzo), prueba que tuvo que ser aplazada por falta de nieve, llega la cita cumbre del calendario, Vars. "Hasta duermo mal el día de antes de la prueba. Es que es muy bestia. La pista tiene 435 metros de desnivel y aceleras de 0 a 200 casi como un coche deportivo. Vars tiene un 100% de pendiente, como un ángulo de 45º aunque hay algunas con más porcentaje pero menos desnivel como Finlandia o Suecia. En Vars este año tenemos los Campeonatos del Mundo, la tentativa del Récord del Mundo y las pruebas de Copa del Mundo".

En la Tentativa del Récord del Mundo, donde se busca batir el registro que ostenta el italiano Ivan Origone con 254,958 km/h), Farrell buscará mejorar su marca personal de 231,66 km/h que logró en esta misma pista en 2015. Sin embargo, su objetivo principal para esta temporada es pelear por lograr la mejor posición posible en la general de la Copa del Mundo "El Récord del Mundo no lo organiza la FIS, sino que es un evento privado para batir el récord del mundo, en mi caso para batir mi marca personal. El Speed Masters son cuatro días pero cuando se bate el récord del mundo se para la competición. En 2017 no había condiciones para batir el récord y en 2018 tampoco. Tiene que haber nieve, clima y pista, veo un 40% de posibilidades de que se logre este año. No me marco como objetivo el récord del mundo pero sí batir mi marca personal, me centro en la Copa del Mundo, el torneo de la regularidad, y conseguir el ansiado Globo de Cristal, que es casi más importante que una medalla olímpica".

Farrell lamenta que en esta edición no se haya incluido en el calendario la pista de Canadá, donde ha logrado sus mejores resultados en los últimos años y donde subió al podio el año pasado. "El problema es que este año han quitado Canadá, mi pista favorita, donde tenía el primer puesto enfilado. Creo que este año voy a dar el gran salto. En Finlandia hicimos 12 bajadas a más de 170 km/h y tengo la sensación de que todo está muy engranado. Finlandia con las temperaturas bajas no me ayuda pero Suecia y Andorra... Además el 13 de abril es el cumpleaños de mi hija y tengo que ganar en Andorra. En el caso de ganar, Farrell, británico afincado en Madrid y de ascendencia checa, bromeó sobre cómo lo celebrará. "Siempre he llevado las tres banderas y me siento europeo. Si gano pediré el 'Europe's Living a Celebration'".

Farrell compitió previamente en esquí alpino y ski-cross antes de dar el salto al speed ski, y esa experiencia previa cree que le da un plus respecto a sus rivales. "El paso por ski-cross me ayuda a ver lo que puede venir, si hay un bache y me puedo impulsar y me puede venir a mi favor. En snowboard figuras como Lucas Eguibar o Regino Hernández también lo hacen. En Canadá los baches estaban más arriba, a 120 km/h aprovechas la ondulación, a 200 es más difícil de controlar". Además, hizo hincapié en las importantes diferencias que hay entre ambas disciplinas. "El esquí de velocidad es un deporte opuesto al esquí alpino. Aquí vas más calmado. En el esquí alpino van agresivos mientras que aquí lo importante es flotar. Lo complicado más es frenar, porque te relajas cuando has terminado la bajada. A 200 km/h sería como chocar con 100 kg de frente.

El esquiador también hizo una defensa de su deporte frente al esquí alpino, ya que cree que es más rentable y es más fácil hacerse un nombre. "Si fuese el mejor del mundo me saldría más rentable competir en descenso pero el porcentaje de gente que consigue llegar a la cima en esquí alpino es inferior a mi deporte para ganar la Copa del Mundo o los Juegos Olímpicos. Ganarías muchísimo dinero pero sólo llega a la cima del esquí alpino el 0,01%, es como el fútbol. La inmensa mayoría gana poco o muy poco y en el esquí alpino ganan dinero de verdad el Top-20. Si ahora compitiese en descenso sería muy bueno en zonas planas. El problema es que tienes que girar y para girar bien tienes que repetirlo hasta que salga".

Otro aspecto que Farrell destacó del speed ski es la igualdad total que existe en la competición entre hombres y mujeres, una característica sobre la que ha sacado un documental destacando la figura de la mujer y sus logros en esta modalidad. "Son más competitivas que nosotros y Valentina Greggio nos da miedo porque nos gana a veces. Compiten el mismo día, con el mismo material, con las mismas reglas que nosotros, el mismo día... y el récord de Greggio está en casi 250 km/h."

Farrell quiere proseguir con la expansión de su deporte y por ello centra muchos esfuerzos en su productora audiovisual para lograr las mejores imágenes de cada prueba. "Queremos hacer un directo de una bajada y hemos creado una productora audiovisual propia y llevamos 3 años haciendo los vídeos para la FIS y desde este año, en exclusiva. Me encanta y quiero sacar las mejores imágenes posibles. Queremos lograr que más gente esquíe, que más que le guste la montaña y el esquí de velocidad. Estamos abierto a producir cosas con medios". Farrell aplaudió el crecimiento del speed ski en España, ya que dos esquiadores españoles competirán en la Copa del Mundo esta temporada. "Mi relación con los esquiadores españoles es muy buena. Este año van a competir Juanki Sánchez y Paris Arroyo. Antes competían en esquí alpino pero les convencí para que se pasaran al speed ski. La RFEDI no ha hecho mucho por integrarme pero, pese a ello, tenemos buena relación".

El esquiador ve posible que se supere la plusmarca mundial en pistas como Vars o Les Arcs. "Vars es una pista muy complicada. Había una pista en Les Arcs, que es donde se batió el récord del mundo, y que acogió los Juegos Olímpicos de Invierno en 1992 y es una pista exclusiva para Speed Ski. Es muchísimo más fácil para batir el recórd al ser menos empinado. Si consiguiésemos reabrirlo, en Les Arcs sí se podría batir el récord del mundo. Los medios vendieron como que un hombre murió en competición cuando estaba entrenando en una pista cercana antes de que se abriese la pista e impactó contra una máquina y falleció en el acto. Este deporte es el no motorizado más rápido del mundo y es relativamente fácil de organizar si tienes la ladera y marcas una pista". Sin embargo Farrell tiene claro dónde se podría superar el récord del mundo de Speed Ski, en los Andes. "Los Andes tienen una topografía perfecta con picos a 5.000 metros y valles a 3.000. Con presupuesto ilimitado y en los Andes creo que se podrían alcanzar los 280-290 km/h. Además, creo que pasaremos de 260 km/h en 5 años. En Les Arcs antes de que cerrase el récord estaba en 251 km/h. Si se reabre, creo que podremos llegar a 265-270 km/h en los próximos 10 años".