Champions League
Europa League
Sevilla Sevilla SEV

-

Lazio Lazio LAZ

-

Ligue 1

POLIDEPORTIVO | LEY DEL DEPORTE

Los artículos que podrían favorecer a la RFEF y al Madrid que se cambiaron en la Ley del Deporte

Tebas y Rubiales

LALIGA

DIARIO AS

As compara el borrador inicial con el anteproyecto, que Tebas cree que está condicionado por Rubiales y Florentino. Peligra la OTT de LaLiga

La renovación de la Ley del Deporte de 1990, una reivindicación histórica de todas las federaciones españolas, está en marcha con el anteproyecto presentado por el ministro José Guirao. Un texto con numerosos aspectos positivos en consonancia con la evolución social: la consagración del deporte como "un derecho", la consecución de la plena igualdad de mujeres y hombres, la protección de menores y del colectivo LGTBIQ, el reconocimiento de la financiación plurianual para las federaciones, las medidas de transparencia…

Pero a la vez, el articulado loable nace emponzoñado por unos artículos, incluidos a última hora al borrador inicial que salió del Consejo Superior de Deportes (CSD) en diciembre, y que tienen como trasfondo las batallas entre la Federación Española de Fútbol (RFEF) de Luis Rubiales con LaLiga de Javier Tebas, y de esta, a su vez, con el Real Madrid de Florentino Pérez.

As ha tenido acceso al borrador inicial que elaboró una comisión paritaria de expertos desde octubre en el CSD junto a Mariano Soriano, director del organismo, y ha comparado esa redacción con la final a la que dio luz verde el Consejo de Ministros como anteproyecto y que se ha bautizado como 'Ley anti-Tebas'. En azul, las palabras que desaparecieron. En rojo, todo lo que se añadió.

Párrafos en rojo que, según el Gobierno, pretenden "evitar monopolios" porque entiende que los acuerdos de cesión de derechos para streaming (retransmisiones en directo por internet) con muchas de las federaciones pueden acabar perjudicando a las más pequeñas, que verían condicionados sus calendarios.

Javier Tebas, sin embargo, denuncia que el cambio de redacción no se hizo para proteger al grueso de federaciones, entre las que reparte tres millones de euros (seis en 2016-17 y cuatro en 2017-18) a cambio de streaming (no todas los han cedido) y presencia publicitaria en sus eventos. "Hay artículos que claramente están hechos para defender al Real Madrid. Está condicionado sin duda por la Federación de Fútbol", se quejó el jefe de la patronal antes de que el presidente, Pedro Sánchez, en la recepción del pasado miércoles a la Selección Sub-17 en Moncloa, soltara una frase rotunda que vino a desmentir a Guirao: "Luis Rubiales ha hecho mucho por esta Ley". El ministro había dicho que la influencia fue "cero".

Y es que sólo la RFEF, de entre todas las federaciones, había tenido acceso antes al texto de la Ley, aunque desde el Gobierno se niegue. Dos horas después de la presentación, la RFEF ya lanzó un comunicado alabando que "ningún ente, y menos aún gracias a una ley, se pueda llegar a apropiar comercialmente del conjunto del deporte español".

Por partes. Según ha comprobado As, en el artículo 87 (que era el 93 en el primer borrador) se introduce una prohibición que provoca la fricción LaLiga-RFEF, que deben renovar su convenio de reparto de competencias, que expira en julio de 2019. "Las ligas profesionales únicamente podrán ser organizadoras de una competición profesional", dice. De fondo está, según conoció este diario, la petición por parte de LaLiga de ser organizadora también de la Supercopa y la Copa del Rey. Con la frase se corta esa pretensión. Pero, al pensarse sólo en el fútbol, puede abrir otros frentes. Por ejemplo, en el baloncesto, donde la Federación Española (FEB) podría reclamar a la ACB la Copa del Rey, porque la asociación de clubes sólo podría organizar una competición y ya tiene la liga.

Más. El artículo 90 (96 en el primer borrador) vio incluido el ya famoso punto 2 que prohíbe a las ligas profesionales "adquirir, explotar o comercializar" los "derechos económicos de cualquier competición de la que no tengan condición de organizador". Según directivos de federaciones polideportivas, hace unos tres meses la RFEF envió un requerimiento notarial a LaLiga instando a esta a cortar su vínculo con las federaciones y con el fútbol femenino, que entiende que es de su exclusiva competencia.

El CSD anunció tres jornadas de reuniones

El CSD informó ayer de las reuniones que se mantendrán durante los próximos días con los diferentes agentes del mundo del deporte con el fin de conocer sus propuestas sobre el texto del Anteproyecto de Ley del Deporte: hoy (17:00), con las Federaciones Españolas; mañana, con la Asociación de Ligas Profesionales (10:00) y con la Plataforma de Asociaciones de Deportistas (13:00); y el jueves, con el Comité Olímpico (09:30) y con el Comité Paralímpico (13:30).

Otro choque con Tebas, que propició la emisión de partidos en abierto de la Primera femenina a través de GOL y anunció en 2016 la llegada de Iberdrola como patrocinador con una inyección de cuatro millones de euros. Los partidos de la Liga Iberdrola se pueden ver, además, en la OTT (plataforma multicanal para teléfonos, tabletas y smart TV) de LaLigaSports, que también tiene los derechos por cinco años de la de balonmano (Asobal), fútbol sala (LNFS) y baloncesto LEB, además de las de hockey, voleibol, waterpolo... y otras disciplinas que ahora se quedarían sin ventana.

El Real Madrid, que no tiene equipo femenino ni más sección polideportiva que el baloncesto ACB, se ha manifestado en asambleas de LaLiga en contra de que la OTT se hiciera con los derechos de otros deportes.

Además, también se incluyó, para evitar tentaciones, el punto 'm' al artículo 112.2, que tipifica como "infracción muy grave" la "adquisición, explotación o comercialización de los derechos económicos de otras competiciones". Los presidentes federativos y también de las ligas profesionales se exponen a la inhabilitación.

El tercer artículo con miga, y que ha provocado la ira de Javier Tebas, es el 100 (antes 106), que tiene que ver con la explotación de patrocinios. El Real Madrid es el único equipo en la Asamblea de LaLiga que defiende que los derechos económicos son exclusivos de los clubes y LaLiga no puede explotarlos comercialmente.

Por ello, ha interpuesto 15 demandas contra el organismo de Tebas pidiendo a los jueces la suspensión cautelar de los acuerdos (hasta ahora ninguno le ha dado la razón). Llevándolo a un terreno práctico, el artículo 100, que prevé que la explotación se haga "en función de los acuerdos que se alcancen con los propietarios de los acuerdos salvo que la legislación vigente disponga otra cosa", impediría que, por ejemplo, el Madrid figurara en una promoción conjunta (cromos, videojuegos...) de un producto de LaLiga.

Los cambios que habría provocado el fútbol mantienen, mientras tanto, en vilo al resto.

0 Comentarios

Mostrar