Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

LEY DEL DEPORTE

"Hay que abrir nuevas vías de financiación para el deporte"

"Hay que abrir nuevas vías de financiación para el deporte"

RAFA APARICIO

DIARIO AS

Encuentro de As y ADESP con los portavoces de Deportes de PSOE, PP, Unidos Podemos y Ciudadanos sobre la modificación de la Ley de 1990.

Madrid Actualizado:

El sector del deporte en España demanda una nueva Ley que actualice la de 1990 y el Consejo Superior de Deportes, con María José Rienda (PSOE) al frente, acelera ahora en la elaboración de un borrador que ya tenía ultimado el equipo de José Ramón Lete (PP), pero que quedó por presentar debido al cambio de Gobierno en junio.

As y ADESP (Asociación del Deporte Español) reunieron a los portavoces de Deportes de los grupos políticos mayoritarios (PSOE, PP, Unidos Podemos y Ciudadanos) para conocer sus propuestas de cara a la reforma. En una primera entrega ayer (se puede leer en As.com), las conclusiones principales se podrían resumir en que se debe incidir en “dignificar al deportista y a la mujer”, que las federaciones “deben jugar un papel fundamental” y a la vez ser más transparentes, que se debe contar con las comunidades autónomas (tienen las competencias en la base) y que se deben regular las profesiones deportivas para dar garantías a los usuarios.
Filón. Pero también hubo consenso en que se necesita más dinero. “Hay que abrir nuevas vías de financiación”, coincidieron. Y como filón principal se señala a “las apuestas”.

En una rápida radiografía del deporte español se ve que las subvenciones del CSD a federaciones tuvieron su punto más alto en 2009 con 73,3 millones de euros y con la crisis bajaron a 35,1 en 2013. Este año, en concepto de subvención ordinaria, se han destinado 54.

En 2017, el montante total de que dispuso el deporte fue casi 175 millones repartidos así: 51,7 de subvención del CSD, 8,2 de otras subvenciones (autonomías, ayuntamientos...), 86,5 de recursos propios, 14 de LaLiga (1% de derechos audiovisuales), 4,2 de Iberdrola (Universo Mujer), tres más de LaLiga4Sports, 1,4 de Telefónica (Podium), 5,3 de ADO y 0,5 de ADOP. La UCAM (Universidad Católica de Murcia) también beca a unos 300 deportistas, pero no hace públicas las cantidades.

Una de las reclamaciones de ADESP es que la Ley vaya acompañada de un plan económico. “El estudio comparativo con otros diez países de éxito deportivo que presentamos en junio detectó un déficit de financiación pública de 120 millones de euros ponderándolo con población y Producto Interior Bruto”, dice su presidente, José Hidalgo.

¿Y qué piensan los partidos? Comienza Juan Luis Soto, senador portavoz de Deporte del PSOE, partido en el Gobierno. “Las apuestas deportivas (online y en la casas que proliferan en las calles) pueden ser una solución”, apunta. Pero su compañero en el Congreso, Javier Antón, desliza una dificultad: “La recaudación de las casas va directa a las comunidades, y no se les puede quitar ahora dinero hasta que no se resuelva la financiación autonómica. Habría que hacer un gran estudio jurídico para ver cómo puede llegar ese dinero al deporte sin que se resientan las comunidades. El futuro puede ir por ahí”.

En este sentido, Alberto Herrero (PP) no cree que esos cincuenta millones de los que se habla sean “un importe real”, porque si el 1% se ejecutara sobre los beneficios sería muy inferior. La senadora popular Mercedes Mallol, tiene claro que, en cualquier caso, “es necesario acompañar la Ley con la resolución de la financiación”.

Según los datos del Anuario de Estadísticas Deportivas que elabora el CSD, la cantidad total jugada en los cerca de 50 operadores registrados en España fue de 10.886 millones de euros en 2016; si se circunscribe sólo a las deportivas, son 4.996. Un montante que crece exponencialmente, pues en 2012 las apuestas deportivas fueron de 1.001 millones.

Teresa Arévalo, diputada por Albacete de Unidos Podemos y encargada de la parcela deportiva en el Congreso, está de acuerdo en que “es importante la financiación, y una forma de aumentarla sería generando un retorno desde las apuestas”. “Hay que abordar las apuestas online, pero para eso habría que tocar la Ley del Juego. Sí que creemos que se puede cambiar el reparto de la Quiniela. Ese dinero no sólo es de LaLiga, podrá ser insignificante para el fútbol, pero no para otros”, expone a la vez que recuerda que “la Ley de 1990 sólo pensaba en el fútbol como deporte profesional. Y el deporte federado no es uniforme; no se puede atender de manera general a todos”.

Para Rodrigo Gómez, diputado portavoz del área de Ciudadanos en la cámara alta, “la Quiniela no es solución”. Según ese mismo Anuario de Estadísticas Deportivas, la cantidad jugada ha pasado de los 360 millones de euros en 2011 a los 238 de 2016. El 10% de la recaudación bruta de la Quiniela va a LaLiga y el 1% a la Federación Española de Fútbol, que lo dedica a la base. Es una idea que ya estudió Miguel Cardenal en su época de secretario de Estado para el Deporte: destinar esa cantidad a ayudar a otros deportes porque entendía que el fútbol, ya muy saneado, no lo necesita.

Unidos Podemos vería con buenos ojos recurrir al juego del 1-X-2. “La Quiniela debe ser repensada”, avisa el socialista Juan Luis Soto. Y tira más hacia la apuesta online: “Lo que están operando las compañías a costa del deportista, que no recibe nada a cambio, es muchísimo”.

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y al frente de la secretaría nacional de Deporte de su partido, profundiza en el tema. “Hay que dar herramientas a las federaciones para que accedan al dinero privado de las empresas. Si el 1% de la recaudación de las apuestas fuera al deporte, ya tendrían unos cincuenta millones y doblarían la subvención del CSD”, recuerda.

En ese sentido, Ciudadanos ya presentó una Proposición de Ley para desarrollar la disposición adicional sexta de la Ley 13/2011 de regulación del juego, que permite fijar un porcentaje aplicable a la recaudación que retorne al deporte para financiar la alta competición. Pero no llegó a buen puerto.

“Nos preocupa la financiación, establecer un buen mecenazgo que pueda inyectar dinero también para los Centros de Alto Rendimiento, que están desfasados y deben incorporar tecnología y profesionales de apoyo”, sigue Aguado.

MAS DEPORTE 18Teresa Arévalo (Podemos), frente a Soto y Antón (PSOE).

Interviene José Hidalgo, que también es presidente de la Federación Española de Triatlón. “Con ese 1% podríamos ayudar a la preparación de los deportistas de élite, prevenir la integridad en las competiciones y vigilar los amaños y mejorar la transparencia de las federaciones implantando sistemas de compliance o auditorías como la de Transparencia Internacional”, adelanta el extremeño.

Algo en lo que también hay consenso entre los grupos políticos, que deberían tener el borrador o al menos la líneas maestras de la nueva Ley el 5 de noviembre en una jornada en el Senado, es que la financiación debería ser plurianual. Más exactamente, cuatrienal para poder saber de qué dinero se va a disponer para preparar el ciclo olímpico.

“Con José Ramón Lete había una voluntad clara de ir hacia un modelo plurianual de financiación. Las federaciones deben saber de cuánto dinero disponen en el ciclo”, expone Alberto Herrero, diputado popular por Teruel. “Sobre todo las pequeñas se asegurarían una estabilidad”, le apoya Rodrigo Gómez, de Ciudadanos.

Y hablando de Juegos, sale a colación el ADO, el programa de becas olímpicas que arrancó con Barcelona 1992 y ha ido languideciendo. De 57 millones para Pekín 2008, cayó a 51 en Londres, a 35 en Río y para Tokio 2020 solo hay 22, de los que además cinco han salido del 1% de los derechos audiovisuales de LaLiga. Un remanente que quedaba después de pagar la Seguridad Social de los deportistas. “Si hay algo que hay que revolucionar, es el ADO. Es cuestión de adaptarlo a los nuevos tiempos en los que las empresas están centradas en sus programas de RSC (Responsabilidad Social Corporativa). Hay compañías que quieren seguir, pero hay que darles algo”, refiere Soto, diputado del PSOE por Murcia. “El ADOP (ADO Paralímpico) sí ha ido creciendo. Se deben aprender cosas de ellos, que no han tenido tantas dificultades. Quizá los deportistas paralímpicos han estado más cercanos a las empresas”, complementa su compañero Antón.

Hace falta una Ley, pero también recursos.

0 Comentarios

Normas Mostrar