EUROPEOS 2018 | ATLETISMO

Fernando Carro: del 'graffiti' en el barrio a soñar con medalla

Sale como segundo del ránking de los 3.000 metros obstáculos en la final de este jueves. "Estoy en una edad muy buena y un gran momento", dice.

Berlín
0
Fernando Carro: del 'graffiti' en el barrio a soñar con medalla
SRDJAN SUKI EFE

Tiene tatuajes por todo el cuerpo, un graffiti propio en la pista de Suanzes (Madrid) y en su tiempo libre le gusta poner a punto su moto vintage, una BMW de 1988… “Es de aquí, de Alemania”, cuenta Fernando Carro, de 27 años, y que este jueves saldrá como segundo del ranking a por las medallas en la final de 3.000 metros obstáculos.

“Está tan cerca que todo el trabajo salga por un lado, eso me hace estar feliz, pero también asusta porque estoy en una edad muy buena en un gran momento”, cuenta este madrileño, que en 2018 ha alcanzado su madurez, a base de kilómetros (hizo marca en 10.000 y 5.000) y escuchar a su técnico Arturo Martín, el que guió a Casado (“Son dos de mis ídolos”).

“Por un lado me gustaría que fuera una carrera a ritmo de mitin, porque estoy preparado para ir rápido y se haría una limpia. Aunque en una lenta puedo estar bien. Lo importante es no gastar mucho al paso del obstáculo”, analiza Carro, chaval de barrio total. “En la infancia tenía que correr mucho en la calle.”, cuenta el madrileño, amante de cazar Pokemons con su móvil, que se enamoró de los obstáculos por su “facilidad innata” para afrontar los cambios de ritmo.

¿Y por qué explotó en 2018? “Para Río 2016 me puse muy nervioso y hubo mucha tensión y en 2017 me vino un bajón, además de que me quedé sin marca deportiva. Este año, sin embargo, trabajé muy bien”, sigue Carro, que no pierde la esencia. Su tatuaje del pecho le delata: “Es el dragón de Bola de Dragón con los anillos olímpicos. Une infancia y madurez”. Y si gana medalla ha prometido seguir con su Fiat azul, en el que suena el rap del Chojín.

Sergio Fernández defiende plata con un edema en el peroné

Sergio Fernández es un navarro de Barañain muy duro. Este atleta de 25 años vivió su gran año en 2016 cuando fue plata europea de 400 vallas en Amsterdam, que defenderá este jueves en la final de Berlín, e hizo el récord de España (48.87) que databa de los años 80.

En 2017 fue castigado por las lesiones y en 2018... también. Ha tenido una rotura en el isquio y en la actualidad tiene un edema óseo en el peroné que le obliga a entrenarse corriendo “día sí y día no”. “Me he visto obligado a ser creativo en los entrenamientos y sólo he podido hacer 12 días de series esta temporada, pero mi cabeza es más fuerte”, relata Fernández, que marcó en Berlín 49.19, su mejor tiempo del año, para estar en la final. “Ahí ya será otro asunto, veré qué estrategia tomo”, cierra el navarro, que es un gran competidor en una prueba de nivel altísimo.

Ordoñez llega con la mejor marca europea del año

Saúl Ordóñez comienza hoy su participación en los Europeos de Berlín con las eliminatorias de 800. El berciano, de 24 años, llega con la mejor marca europea del año (1:43.65) que es a la vez récord de España (se lo quitó a Kevin López). Viene de ser bronce mundial indoor y sus armas son “salir delante y luchar”. Puro descaro. También estará Álvaro de Arriba, un salmantino con tremendo rush final que va “de tapado”. Y, además, Daniel Andújar.