ATP Bastad
Henri Laaksonen LAA
-
Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
Diego Schwartzman Diego Schwartzman
-
Simone Bolelli Simone Bolelli
-
Fernando Verdasco Fernando Verdasco
-
Pedro Sousa Pedro Sousa
-
Thiago Monteiro Thiago Monteiro
-
Pablo Carreño Busta Pablo Carreño Busta
-
ATP Umag
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Laslo Djere Laslo Djere
-
Albert Ramos-Vinolas Albert Ramos-Vinolas
-
Dusan Lajovic Dusan Lajovic
-
Jiri Vesely Jiri Vesely
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
Guido Pella Guido Pella
-
Aljaz Bedene Aljaz Bedene
-
ATP Newport
Adrian Mannarino Adrian Mannarino
-
Jordan Thompson Jordan Thompson
-
Nicolas Mahut Nicolas Mahut
-
Jason Jung Jason Jung
-
Marcel Granollers Marcel Granollers
-
Gilles Muller Gilles Muller
-
Tim Smyczek Tim Smyczek
-
Matthew Ebden Matthew Ebden
-
Steve Johnson Steve Johnson
-
Christian Harrison Christian Harrison
-
Denis Kudla Denis Kudla
-
Ramkumar Ramanathan Ramkumar Ramanathan
-
Dudi Sela Dudi Sela
-
Ivo Karlovic Ivo Karlovic
-
Vasek Pospisil Vasek Pospisil
-
Mischa Zverev Mischa Zverev
-
WTA Gstaad
Viktoria Kuzmova KUZ
-
Veronika Kudermetova KUD
-
Patty Schnyder SCH
-
Samantha Stosur STO
-
Alize Cornet COR
-
Conny Perrin PER
-
Mandy Minella MIN
-
Tereza Martincova MAR
-
Marketa Vondrousova VON
-
Elitsa Kostova KOS
-
Sara Sorribes Tormo SOR
-
Valentyna Ivakhnenko IVA
-
Mona Barthel BAR
-
Evgeniya Rodina ROD
-
Leonie Kung KUN
-
Johanna Larsson LAR
-
Stefanie Voegele VOE
-
Tamara Korpatsch KOR
-
WTA Bucarest
Irina Bara BAR
-
Polona Hercog HER
-
Pauline Parmentier PAR
-
Yafan Wang WAN
-
Tamara Zidansek ZID
-
Mihaela Buzarnescu BUZ
-
Anastasija Sevastova SEV
-
Arantxa Rus RUS
-

El nuevo dueño de los Panthers: estabilidad y anti-Trump

Carolina Panthers

El nuevo dueño de los Panthers: estabilidad y anti-Trump

El nuevo dueño de los Panthers: estabilidad y anti-Trump

David Tepper pretende mantener el mismo rumbo que sigue el equipo de Carolina en la actualidad, con Marty Hurney y Ron Rivera al frente.

La semana que viene se concretará la venta de los Carolina Panthers a David Tepper. Este inversionista ha ganado la puja final por la franquicia de la NFL a pesar de no ser el que más dinero puso sobre la mesa. Al final, serán 2.200 millones de dólares, más otros 100 derivados en diversos conceptos, lo que le costará ser dueño de un equipo de la liga profesional de fútbol americano. Sobre la mesa había ofertas de 2.500 millones de dólares a las que ganó por dos cuestiones: ser capaz de pagar, de un sólo pago y en metálico, los 2.200 millones, algo que no podían hacer sus competidores, y comprometerse a mantener a la franquicia en Charlotte a largo plazo.

Ese es el acuerdo que Jerry Richardson, el aún dueño de los Panthers, con David Tepper y el que votarán la semana que viene el resto de propietarios. Será aceptado con casi total seguridad. Y es que les mete un problema más en casa, y es el hecho de que el inversionista reavivará la guerra que la NFL lleva manteniendo con Donald Trump desde 1984 y que se ha recrudecido desde que éste último es Presidente de los Estados Unidos de América.

David Tepper, que fue votante de Barack Obama y Hillary Clinton, pero también de republicanos en otras elecciones, llegó a llamar a Trump. literalmente, "demente y narcisista montón de mierda", además de criticarle por su pasado como empresario, su falta de empatía o su desprecio a cualquier sentimiento de piedad para con los más desfavorecidos.

Tepper es un soplo de aire fresco en el grupo de propietarios de la NFL. No porque esté contra Trump, algo en lo que no estará sólo, sino en que forma parte de un grupo de gente que se hizo millonaria y que ve la inversión en franquicias deportivas con una mente distinta a la del clásico dueño de football. Se le ha comparado más con aquellos que, por ejemplo, compran franquicias de la NBA.

En el terreno deportivo, el nuevo mandamás de los Carolina Panthers apuesta por la continuidad y la estabilidad. Lo mismo en lo económico, donde pretende hacer cambios en marketing, relaciones públicas o en el estadio, pero sin ninguna revolución.

De esta manera, Marty Hurney continuará como general manager, Ron Rivera será el entrenador jefe, Cam Newton la imagen de la franquicia y la gran cara del equipo y Luke Kuechly su homólgo en defensa. No en vano, el equipo jugó la Super Bowl 50 y los playoffs el año pasado. No tiene sentido comenzar una revolución ahora mismo y es lógico que la gente que está dirigiendo la parcela deportiva goce de cierta tranquilidad aún cambiando de dueño. Claro, que esto es fácil de decir con el récord del equipo 0-0; como siempre, victorias y derrotas sellarán el destino de todos ellos mucho más que las intenciones del nuevo jefe.

David Tepper puede ser una figura importante en el futuro de la NFL. Tiene una visión del negocio diferente que se hará notar en las reuniones de propietarios, una idea de la política que no le impide ser muy explícito a la hora de defender sus postulados, y la intención de convertir a los Carolina Panthers en parte de la aristocracia de la competición.

0 Comentarios

Mostrar