Santiago Santos: “El rugby español goza de una gran salud”

ENCUENTRO CON LOS ASES

Santiago Santos: “El rugby español goza de una gran salud”

Encuentro con los Ases en Valencia con motivo de la final de Copa. Se han vendido 16.000 entradas. Llegarán 1.000 hinchas desde Valladolid.

Valencia

Valencia ultima los preparativos de lo que se califica como un “desafío”: la final de Copa del Rey de rugby. El estadio Ciutat de València, la casa del Levante UD, albergará mañana el duelo entre Silver­Storm El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares, un derbi vallisoletano que se jugará a orillas del Mediterráneo.

En el Auditorium de la Escuela de Empresarios (EDEM) de la Marina Real de Valencia se reunieron los protagonistas del mejor partido de rugby que se puede disfrutar en España en la actualidad, y también los promotores de que tal evento se vaya a celebrar en Valencia. Fue en un Encuentro con los Ases que sirvió para constatar la buena salud, y cada día mejor, de la que goza el rugby español.

A un lado, Manu Serrano, capitán de El Salvador, equipo que instaló ayer su cuartel general en Valencia. Al otro, Chema Valentín, presidente del VRAC, cuyos jugadores desembarcarán hoy en la ciudad del Turia. Entre medias, junto a Alfredo Relaño, que moderó el acto, el seleccionador, Santiago Santos; Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, impulsora de la candidatura de Valencia; y César Sempere, exinternacional y, como le definió el director de As, “el Apóstol del rugby valenciano”. O la persona que tuvo “la gallardía de asumir el reto de organizar esta final”, apostilló Chema Valentín.

El debate, precisamente, comenzó con la polémica que se suscitó, principalmente en Valladolid, a raíz de la elección de la candidatura de Valencia. “Nosotros, lógicamente, al principio queríamos jugar en casa, pero enseguida nos dimos cuenta de que esto puede ayudar al rugby. Vamos a intentar jugar lo mejor posible esta final para ver si, entre todos, logramos que el lunes los niños en Valencia quieran ir al colegio con un balón ovalado bajo el brazo”, apuntaba Manu Serrano. Por su parte, Chema Valentín quiso matizar que “no ha habido enfado”: “Lo que hubo fue decepción porque Valladolid también quería albergar la final, pero nadie ha cuestionado la capacidad de Valencia para acoger y organizar la final”.

Elena Tejedor, por su parte, explicó que Juan Roig, presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, creyó desde el primer instante en el proyecto que les presentó César Sempere. “Nuestra misión es impulsar eventos deportivos y entendimos que esta final era y va a ser un escaparate perfecto para ayudar a que crezca el rugby en Valencia, un deporte que promueve todos los valores con los que comulgamos y que potenciamos en diferentes actividades y proyectos escolares”, indicó. De momento, según la organización, se han vendido 16.000 entradas (el aforo del estadio es de 25.000) y se espera que haya un arreón final. “Todo un éxito”, decía César Sempere.

Desde Valencia, la organización, en cada acto que celebra, lanza flores al rugby vallisoletano. “Tuve la suerte de jugar cuatro años en Valladolid, de disputar uno de los seis derbis más importantes del mundo. Valladolid es un espejo en el que seguir aprendiendo”, recalcó César Sempere. “En ningún momento se quiso perjudicar ni a los clubes ni a sus aficionados. Tampoco a la ciudad castellana. De hecho, Valencia presentó la candidatura y fue elegida con anterioridad a que se resolvieran las semifinales. Lo único que pretendemos es ayudar a potenciar el rugby, un deporte por el que en Valencia ha luchado mucha gente”.

La Comunitat Valenciana es la tercera de España con más fichas: 5.000. Son 48 los clubes repartidos en sus tres provincias y cuatro de ellos tienen sede en la ciudad de Valencia: Les Abelles, que peleará mañana en Sevilla por ascender a División de Honor, CAU, Tatami y Rugby Club Valencia. “En categorías inferiores somos capaces de ganar a cualquier se­lección autonómica, pero nos falta un equipo referente en la élite y para ello necesitamos seguir creciendo. Y estoy convencido que albergar la final nos dará sus frutos en el futuro”, expuso César Sempere.

El seleccionador, Santiago Santos, además de mostrar su confianza en que España esté en el Mundial de Japón, se congratuló por la salud del rug­by nacional. “Es de agradecer la valentía de locos como César (Sempere), y debemos reflexionar sobre el momento dulce que estamos viviendo. Jamás nos imaginábamos la posibilidad de llenar estadios y se está logrando. El rug­by en España está fuerte, con impulso”. En ese sentido, como despedida del Encuentro con los Ases, Alfredo Relaño concluyó: “En Valladolid se vivieron en las últimas finales auténticas fiestas del rubgy, hasta el punto de que alguien pensara en poder hacerlo en un estadio de Valencia”.

0 Comentarios

Normas Mostrar