MUNDIALES DE BIRMINGHAM

Husillos: "Me quedé roto, pero la descalificación fue justa"

El atleta de 24 años ya piensa ya en los Europeos del verano: “Ojalá pueda valer menos al aire libre”. La RFEA le dará beca máxima, pero pierde los 40.000 dólares de premio.

Birmingham
0

Ante la mirada preocupada de sus padres Julio y Carmen, Óscar Husillos compareció en el hall del Birmingham Arena para hablar de su sonada final mundial de 400 metros, que ganó con récord de Europa (44.92) y en la que minutos después fue descalificado por pisar la línea interior: “Pido perdón por no atender a la prensa en el momento, estaba roto por la eliminación, pero era clara, lo vi en el vídeo. Si no recalificaron a otros, no quiero ser más que ninguno. Sentí que había ganado, porque no oí nadie detrás mía, pero pasé del cielo al infierno, derramé un lago de lágrimas. Ahora tengo que recomponerme de esta situación”.

Husillos, de 24 años, fue crítico con la pista de Birmingham: “La curva era bastante amplia y alta y si entrabas fuerte en la curva tenía tendencia a tirarte hacia abajo, creo que ha sido el motivo de tantas descalificaciones. Pero este es un deporte individual, si no haces bien tu trabajo tienes que apechugar”. En total de las pruebas de 400 fueron excluidos 14 atletas y el 25% de la masculina.

Pero el Misil de Astudillo, que pasó el mal trago en un pub con el apoyo de sus compañeros del 4x400 y de otros atletas de Selección, ya intenta olvidar. “Creo que lo estoy llevando bastante bien”, seguía Óscar, que considera este golpe positivo y a la vez negativo para su estado de ánimo “al 50 y 50, pero tirando un poco más para la parte buena”: “Me va a servir de motivación para resarcirme de este contratiempo. Vi lo que soy capaz de hacer en pista cubierta y ojalá pueda valer menos todavía al aire libre, que vienen los Europeos de Berlín”.

Junto a él estaba sentado Luis Ángel Caballero, el veterano entrenador palentino que tiene en sus manos a la joya de Astudillo: “Es el mayor talento natural que he visto en mi vida. Me tenía maravillado cómo corría, con qué alegría cogía la calle libre y lo bien que luego recuperaba aparentemente. La sorpresa fue de los dos. Yo creía que haría sobre 45.50 y ahora ya me tiene descontrolado”.

Caballero y Husillos no se plantean hacer una carrera más. “Llevo mucho desgaste”, dice el atleta que descansará diez días y volverá a las frías jornadas de entrenamientos a la 19:00 de la tarde. “A veces estamos a cero, dos grados”. Pero está en casa, donde ya le esperan sus amigos en Astudillo.

La Federación le dará beca de campeón mundial

La Federación Española dará consideración a Husillos de campeón mundial de pista cubierta en su sistema de ayudas para el alto rendimiento. Así lo anunció ayer Raúl Chapado ante el propio velocista, que agradeció el gesto de la RFEA. Husillos cobrará 19.200 euros anuales en lugar de los 14.400 que le corresponderían por haber sido finalista. “Es un diamante y ha demostrado que se lo merece por su potencial, por la carrera que hizo, por la marca...”, contaba Raúl Chapado. Sin embargo, Husillos no recibirá los 40.000 dólares de premio que da la IAAF al oro mundial. Pese a no tener la medalla, su caché aumentará de manera considerable en reuniones internacionales.