¡Ana Peleteiro vuela en triple! Bronce mundial para España

MUNDIALES DE BIRMINGHAM

¡Ana Peleteiro vuela en triple! Bronce mundial para España

La gallega, de 22 años, superó su marca personal por 18 centímetros y llegó a la tercera plaza tras la jamaicana Williams y Yulimar Rojas.

Lágrimas de emoción, pasión y una capacidad competitiva brutal. Esa es Ana Peleteiro, medallista de bronce para España en el triple salto de los Mundiales indoor de Birmingham. La gallega, de 22 años, mejoró en 18 centímetros su mejor marca personal. Es decir, la llevó de 14,22 y 14,40 para convertirse en la tercera atleta del planeta, sólo por detrás de la jamaicana Kimberly Williams (14.48) y Yulimar Rojas (14.63), compañera diaria de entrenamientos de Ana.

Peleteiro fue un talento precoz que demostró su capacidad cuando quedó oro mundial júnior en Barcelona 2012. "Sé que aquel título me dio a conocer, pero luego me choqué contra una pared". Después su carrera pasó un bache, hasta que hace dos años Iván Pedroso, el supercampeón de longitud, la reclutó para su grupo de élite en Guadalajara. Bajo el mando del cubano Ana ha recuperado la excelencia de manera progresiva y coherente. Finalista al aire libre en Londres y ahora con este bronce en el que volvió a sacar esa garra competitiva tremenda…

En esta final de Birmingham, hizo 14.18 para pasar a la mejora en el tercer salto, con sufrimiento. “Supe reaccionar, porque no quería irme de la competición bajo ningún concepto”. Sus tobillos ya se habían calentado… y en el cuarto llegó a 14.40, el mejor vuelo de su vida, el que le llevaba a su primer podio mundial absoluto, el primero en la historia del triple español (Carlota Castrejana sí fue campeona de Europa, precisamente en Birmingham). "Cuando lo hice me volví loca, empecé a saltar, a llorar, no quería hacerlo porque quería seguir en competición y bajé pulsaciones", recordaba entre lágrimas, pero no pudo hacer ni el quinto ni sexto salto. Mucha emoción.

Peleteiro vuelve a Pedroso y a Yulimar Rojas, la campeona con la que comparte pasillo todos los días en la Alcarria. “Todos los días me codeó con la mejor del mundo y tienes que estar al cien por cien, sino quieres sentirte ridícula. Además, Iván ha ganado muchos campeonatos en el último salto. Él es mi paracaídas, mi salvavidas, porque yo soy un poco novata”, seguía Peleteiro, que sintió "un gran feedback" del público británico.

Con el bronce colgado en el cuello, Peleteiro sacaba su vena emocional: “España se merecía una alegría así. Salté por mi familia, por mi entrenador...No había bandera, pero me sentí superapoyada...”. Un torbellino de emoción y lágrimas que vuela lejísimos y dio a España la primera medalla mundial indoor tras Ruth Beitia. "Como Iván dice, no hay que desaprovechar las oportunidades que da la vida", cierra la flamante bronce mundial.

0 Comentarios

Mostrar