LaLiga 1,2,3
Lugo LUG

-

Huesca HUE

-

Liga Mexicana - Clausura
NBA
FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

126

Houston Rockets HOU

85

ATP Ginebra
FINALIZADO
Dominik Koepfer KOE
(2)
Guido Pella PEL
(2)
FINALIZADO
Jared Donaldson DON
(3)
Denis Istomin IST
(3)
FINALIZADO
Andreas Haider-Maurer HAI
(3)
Tennys Sandgren SAN
(3)
FINALIZADO
Florian Mayer MAY
(2)
Bernabe Zapata Miralles ZAP
(2)
FINALIZADO
Ivo Karlovic KAR
(3)
Peter Gojowczyk GOJ
(3)
FINALIZADO
Frances Tiafoe TIA
(3)
Ryan Harrison HAR
(3)
EN JUEGO
Marcos Baghdatis BAG
Noah Rubin RUB
WTA Núremberg
FINALIZADO
Fanny Stoller STO
(2)
Shuai Zhang ZHA
(2)
FINALIZADO
Alison Riske RIS
(2)
Mandy Minella MIN
(2)
FINALIZADO
Irina-Camelia Begu BEG
(3)
Johanna Larsson LAR
(3)
FINALIZADO
Kristyna Pliskova PLI
(3)
Julia Goerges GOE
(3)
FINALIZADO
Nadia Podoroska POD
(2)
Kristina Kucova KUC
(2)
FINALIZADO
Katerina Siniakova SIN
(3)
Anna Zaja ZAJ
(3)
FINALIZADO
Kiki Bertens BER
(2)
Dejana Radanovic RAD
(2)
WTA Estrasburgo
FINALIZADO
Samantha Stosur STO
(2)
Sofia Kenin KEN
(2)
FINALIZADO
Su-Wei Hsieh HSI
(3)
Kaia Kanepi KAN
(3)
FINALIZADO
Yafan Wang WAN
(2)
Pauline Parmentier PAR
(2)
FINALIZADO
Marina Melnikova MEL
(3)
Lucie Safarova SAF
(3)
FINALIZADO
Ashleigh Barty BAR
(2)
Luksika Kumkhum KUM
(2)
FINALIZADO
Jennifer Brady BRA
(2)
Daria Gavrilova GAV
(2)
FINALIZADO
Fiona Ferro FER
(2)
Timea Babos BAB
(2)
FINALIZADO
Dominika Cibulkova CIB
(2)
Chloe Paquet PAQ
(2)
FINALIZADO
Anastasia Pavlyuchenkova PAV
(2)
Tatjana María Malek MAR
(2)
Temas del día Más temas

Las mentiras de Donald Trump hundieron a Bon Jovi (sí, es NFL)

NFL

Las mentiras de Donald Trump hundieron a Bon Jovi (sí, es NFL)

Las mentiras de Donald Trump hundieron a Bon Jovi (sí, es NFL)

Boston Globe

Boston Globe via Getty Images

La historia de la venta de los Buffalo Bills fue de una enorme importancia para todo el planeta y la civilización humana, aunque no se suela contar así.

En el año 2014, y en una pequeña ciudad industrial del Oeste del estado de Nueva York, se jugó el destino de la humanidad, aunque la mayoría de la población y grandes analistas mundiales no hicieran ningún caso. En el curso de unas pocas, aunque cruciales, horas el planeta pudo librarse de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos de América y de Bon Jovi como banda de hair-rock en permanente gira. Esta es la historia de cómo dos de las amenazas más contundentes contra la civilización no fueron detenidas a tiempo y, ahora, nos encontramos en esta época oscura.

Ralph Wilson Jr., el fundador y perenne dueño de los Buffalo Bills, equipo de la NFL, falleció el 25 de marzo de 2014. De manera inmediata, sus herederos pusieron en venta el equipo. Las franquicias de la liga de fútbol americano profesional son una máquina de generar dinero, así que las ofertas comenzaron a llegar.

La primera de ellas fue la de Donald Trump. Por entonces, Trump sólo era un multimillonario con fama de payaso y que no era bien recibido en la NFL. Ya había chocado con la liga en los años 80, cuando le impidieron comprar los Dallas Cowboys, y a principios del siglo XXI, cuando fue parte de la creación, y casi inmediata extinción, de la XFL, una liga rival. Desde entonces, su enemistad con los propietarios de la competición es pública, notoria e infatigable. Aún así, su sueño de hacerse con un equipo aparecía, al fin, con el camino expedito.

La segunda fue la de Jon Bon Jovi, cantante de Bon Jovi (...), que era la cara visible de un conglomerado de empresarios canadienses, de la vecina Toronto, ciudad que está a dos patadas de Buffalo. Esta segunda oferta era mayor que la de Trump. El magnate ofrecía 900 millones de dólares por la franquicia y Bon Jovi ponía sobre la mesa 1.100 millones.

Esa diferencia no estaba en los planes del hoy Presidente, así que usó una de sus tácticas, como hoy sabemos, favoritas: las noticias falsas y su divulgación sin freno. Esparció por Buffalo la idea de que lo que iba a hacer el grupo de Bon Jovi (el de inversores, no Torres, Sambora y compañía) era llevarse a los Bills a Toronto y, por supuesto, eso hizo que la ciudad montara en cólera.

Tanto como para que las radios locales se negaran a pinchar canciones de la banda que, mira, eso que te llevas. No todo son males. El caso es que es el propio cantante el que se ha encargado ahora, tres años después, de decir que nunca jamás estuvo en sus planes tal movimiento.

Y para refrendarlo  afirma que ya había buscado casa y, ojo, planeaba medio retirarse de la música. Ésta pasaría a un segundo plano, a nivel de hobby, y centraría todos sus esfuerzos en hacer a los Bills campeones. En sus propias palabras, cambiaría de vida por completo. Tan convencido estaba, que las mentiras de Trump le dolieron a nivel personal, como si le rompieran el corazón, y le califica de "malvado" sin dudarlo.

Al final esa pelea dio bastante igual, la verdad. Porque Terry Pegula, un empresario de Buffalo que ya era dueño de los Sabres de la NHL, puso 1.400 millones de dólares sobre la mesa y se quedó con los Bills. No le salió mal la jugada ya que, desde entonces, el equipo le ha generado más de 60 millones de dólares anuales en beneficio y, aunque es la que menos valor tiene de la NFL, ya se ha revalorizado hasta un valor de mercado 1.700 millones de dólares.

El mundo pudo evitar a Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos de América. O, mejor aún, pudo ver como Bon Jovi dejaba de hacer música. Dado que la decisión quedó en manos de los Buffalo Bills era obvio que nada bueno podría pasar. Bueno, sí, que este año han jugado playoffs. En lo que a mí respecta, ha merecido la pena. Aguantad vosotros a Trump y Bon Jovi.

0 Comentarios

Mostrar