NBA
FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

127

Charlotte Hornets CHA

106

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

90

Orlando Magic ORL

93

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

101

Indiana Pacers IND

91

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

124

New York Knicks NYK

113

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

115

Chicago Bulls CHI

109

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

84

Memphis Grizzlies MEM

92

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

124

Washington Wizards WAS

125

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

123

Phoenix Suns PHX

103

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

142

San Antonio Spurs SAS

143

ATP 500 Basilea
Alexei Popyrin Alexei Popyrin
-
Matthew Ebden Matthew Ebden
-
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
Taro Daniel Taro Daniel
-
Andreas Seppi Andreas Seppi
-
Jan-Lennard Struff Jan-Lennard Struff
-
John Millman John Millman
-
Roger Federer Roger Federer
-
Filip Krajinovic Filip Krajinovic
-
Peter Gojowczyk Peter Gojowczyk
-
Nicolás Jarry Nicolás Jarry
-
Leonardo Mayer Leonardo Mayer
-
Gilles Simon Gilles Simon
-
ATP 500 Viena
EN JUEGO
Frances Tiafoe TIA
6 4
Kei Nishikori NIS
7 5
EN JUEGO
Fernando Verdasco VER
6 3
Pierre-Hugues Herbert HER
7 2
Cameron Norrie NOR
-
John Isner ISN
-
Philipp Kohlschreiber KOH
-
Lucas Pouille POU
-
Dominic Thiem THI
-
Ruben Bemelmans BEM
-
Damir Dzumhur DZU
-
Fabio Fognini FOG
-
Jo-Wilfried Tsonga TSO
-
Sam Querrey QUE
-
Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Partizan PAR

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Alba Berlin ALB

-

Arka Gdynia GDY

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Turk Telekom TUR

-

Unicaja MAL

-

Unics Kazan UNK

-

Limoges LIM

-

Tofas Bursa TOF

-

Final WTA World Tour
EN JUEGO
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
1
Petra Kvitova Petra Kvitova
0
Elina Svitolina Elina Svitolina
-
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
-
Liga Colombiana II

Depresión, alcohol, drogas y NFL: el calvario de Johnny Manziel

NFL

Depresión, alcohol, drogas y NFL: el calvario de Johnny Manziel

Depresión, alcohol, drogas y NFL: el calvario de Johnny Manziel

El que fuera quarterback estrella de la NCAA, y primera ronda del draft de los Cleveland Browns, quiere volver a jugar una vez, dice, curado.

Johnny Manziel quiere volver a jugar en la NFL. Han pasado tres años desde que estuvo en un campo de fútbol por última vez y cree que todo lo que ha pasado, todo lo que ha vivido, todo lo que ha descubierto sobre sí mismo, es suficiente como para que alguien le de una nueva oportunidad. Por eso se ha abierto en canal en una serie de entrevistas por los medios de comunicación norteamericanos y por eso Johnny Football vuelve hoy a nuestras vidas.

Es difícil que nadie le haya olvidado. Desde que Texas A&M, universidad para la que jugó en la NCAA, ganase a Alabama en un memorable partido del quarterback, ha ocupado el centro de los focos de los seguidores de este deporte. A pesar de verse envuelto en no pocos escándalos, alguno tan inocente como vender artículos firmados y otros más serios, con fiestas llenas de sustancias prohibidas, fue elegido en primera ronda del draft por los Cleveland Browns. Los Dallas Cowboys convencieron, in extremis, a Jerry Jones para que no le eligiera. Qué diferente podría haber sido la historia para todos.

En Cleveland jamás trabajó, jamás peleó, jamás entendió el sacrificio físico que requería ser un jugador de la NFL. Llegó borracho a los entrenamientos. Pasó de una sesión de vídeo para irse a un partido de la NBA. Perdió su libro de jugadas. Tuvo encontronazos con la justicia. Se peleó con su novia de forma pública y ostentosa.

Un año y medio después estaba fuera de la NFL y, desde entonces, su teléfono, ni el de su agente, ha sonado. No es que necesite el dinero, pues proviene de una rica familia del mundo del petroleo de Texas, pero al tocar fondo ha descubierto lo que echa de menos la que quería que fuese su profesión.

Manziel ha declarado que es bipolar, que se está medicando por esta enfermedad, y que su abuso de drogas y alcohol le llevó a una profunda depresión. Que bebía y salía de fiesta para luchar contra ella y que eso sólo agravaba el problema. Acabó bebiendo sólo en su casa y siendo presa de una oscuridad vital absoluta.

Asegura que lleva un año sobrio y que se va a tomar este próximo capítulo de su vida completamente en serio.

No es baladí que salga justo a mitad de febrero a decir estas cosas. Dentro de un mes los equipos de la NFL pasarán de 53 miembros a 90, por lo que las opciones de que alguien le de alguna oportunidad son mayores en esta época del año.

No obstante, cuesta imaginar que Johnny Football tenga un sitio en la liga, ahora mismo, tras las que lió, tras el reguero de decepciones que acumuló. Es por eso que el mejor camino que puede emprender es el de irse a la liga canadiense (CFL), demostrar que puede no sólo jugar sino ser riguroso y disciplinado con su día a día y, entonces, quizás, afrontar un campo de entrenamiento en la NFL. 

En ese sentido, ya tiene una oferta. Los Hamilton Tiger-Cats les han ofrecido un contrato. No sería el primer quarterback que se va a jugar a Canada y vuelve a la NFL; ese camino ya lo emprendieron gente del nivel de Warren Moon, Jeff García o Doug Flutie. Y, ahora mismo, parece su opción más evidente.

El primer paso para recuperarse, siempre, es admitir todo lo que uno ha hecho mal. Johnny Manziel ha comenzado por ahí, pero ese sólo es el inicio del camino. Si de verdad quiere ser un jugador profesional de fútbol americano, algo para lo que se requiere mucho, muchísimo, más que tener un cierto talento físico, deberá demostrarlo desde ya, y no sólo con palabras.

0 Comentarios

Mostrar