DARDOS

Rob Cross gana el Mundial de dardos en la despedida de Phil Taylor

El jugador británico, amateur hasta hace un año, ganó por 7-2 en la final del Mundial de Dardos a la leyenda Phil Taylor en su última partida como profesional.

0
Rob Cross y Phil Taylor se saludan tras la final del Mundial de Dardos, en la que Cross se hizo con su primer título mundial.
TOLGA AKMEN AFP

Rob Cross protagonizó la gran sorpresa de los Mundiales de Dardos tras proclamarse campeón después de ganar a la leyenda Phil Taylor en su último partido como profesional por 7 sets a 2 en el Alexandra Palace de Londres. 'Voltage', conocido así por su pasado como electricista y que el año pasado competía como amateur, derrotó a 'The Power' Taylor en una vibrante final en la que el 16 veces campeón del mundo fue siempre a remolque en el marcador.

En el primer set, Cross llevó la iniciativa en el primer juego y Taylor se hizo con el segundo. Cross también se llevaría el tercer juego, y Taylor tuvo en su mano ganar el cuarto pero no logró acertar con el doble 18, lo que hizo que Cross ganase el set. En la segunda manga, Cross se llevó un primer juego muy igualado y en el segundo cerró con un doble 2. Taylor se llevó el tercero con un doble 20 y Cross cerró el cuarto con triple 20, triple 19 y bull para ponerse con dos sets a cero. En la tercera manga, Cross logró un 180 que le permitió llevarse el primer juego, se hizo con el segundo tras cerrar con un doble 16 y se llevó el tercer set tras cerrar con un triple 20, un triple 19 y un doble 18 en el tercer juego.

En la cuarta manga, Taylor se hizo con el primer juego tras lograr triple 20, triple 17 y doble 20 y se llevó el segundo tras cerrar con un 18 y un doble 16 después de que Cross no acertase al bull. Taylor se llevaría el cuarto set en blanco tras lograr un triple 20 y un doble 10 en el tercer juego. El quinto set arrancó con dos 180 seguidos de Taylor, quien estuvo a punto de cerrar el primer juego en tan solo tres tiradas, aunque se le resistió el doble 12 y Cross lo aprovechó para ganar el juego. Cross se llevó el segundo juego tras acertar al doble 16 e inició el tercero con un 180 y se llevó el quinto set tras sumar un doble 8. En la sexta manga, un 180 permitió a Cross ganar el primer juego con un 20 y un nuevo doble 16. Otro 180 le permitíó a Cross ganar el segundo juego tras lograr un doble 20. Taylor se metió en la pelea con un 180 y se hizo con el tercer juego con un triple 20, un triple 13 y un doble 12 pero Cross cerró el sexto set con un triple 16 y un doble 18 y situarse con 5-1 en el marcador.

El séptimo set arrancó con Cross llevándose el primer juego tras cerrar con un doble 18. Taylor se llevó el segundo tras acertar con el doble 20, un 180 hizo que Cross se llevase el tercer juego tras acertarle al doble 16, y el propio Cross se llevaría el set tras cerrar con un doble 18 en el cuarto juego. La octava manga comenzó con un juego para Taylor después de que Cross no lograse cerrar el doble 8 y Taylor sí lo hiciera en el doble 16. Taylor se llevaría el segundo juego tras cerrar de nuevo en el doble 16, y se anotaría el octavo set de nuevo tras cerrar en el doble 16. En el noveno set, Cross se llevó el primer juego tras cerrar con un doble 20 y ganó el segundo tras cerrar a la tercera el doble 16 pese a que Taylor hizo un 180. Pese a otro 180 de Taylor, el acierto en el triple 18 hizo que Cross cerrase el partido con dos triple 18 y un doble 16 para proclamarse campeón del mundo en su primer año como profesional y que le hizo ganarse la felicitación del jugador del Real Madrid Toni Kroos, gran aficionado a los dardos que también rindió homenaje a Phil Taylor.