LA CHICA DE AS

África Zamorano, futura enfermera y finalista olímpica

A sus 19 años será una de las bazas españolas en los Europeos de Dinamarca que arrancan este miércoles. En la RFEN están convencidos de su gran futuro.

África Zamorano, futura enfermera y finalista olímpica

La natación española no es muy propensa a que sobresalgan nadadores versátiles, capaces de dominar varios estilos a nivel internacional. Mireia Belmonte es una excepción, única en la historia. Pero ahora África Zamorano quiere seguir sus pasos. En el pasado Nacional de Barcelona de piscina corta ganó diez medallas, en pruebas tan dispares como los 400 estilos, 400 libre o 200 espalda. Y ahora quiere empezar a nadar finales continentales en el Europeo de Dinamarca que arranca este miércoles y finaliza el domingo.

Esta estudiante de enfermería (Barcelona, 1998) lleva desde pequeña en el CN Sant Andreu, donde ha ido demostrando su potencial en categorías desde su estreno. En 2014, con apenas 16 años, vivió su primera eclosión colgándose dos oros en los 200 y 400 estilos en el Europeo júnior celebrado en Holanda. Asomaba la punta del iceberg de su talento. Un año después, en el Mundial júnior de Singapur, Zamorano se colgó el bronce en los 400 estilos.

Su salto a la categoría absoluta no fue fácil, aunque logró clasificarse para los Juegos Olímpicos de Río y, el pasado verano, se clasificó para las semifinales del Mundial de Budapest en los 200 espalda. En la RFEN están convencidos de que Zamorano tiene el talento y la actitud para nadar una final olímpica. Aclimatada en el grupo de entrenamiento de Jordi Jou y con Jessica Vall como compañera de habitación en las concentraciones y referente, la joven nadadora compagina sus estudios (solo ha escogido algunas asignaturas del primer curso) con unos entrenamientos duros de mañana y tarde.

Sus compañeras destacan su jovialidad, lo que le ayuda a afrontar las victorias o las derrotas en sus pruebas. Uno de sus primeros pasos debe ser batir los récords de España de 100 y 200 espalda, en manos de Duane da Rocha. Uno de los retos de la barcelonesa en un 2018 que debe darle las primeras alegrías internacionales.