Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

El desafío de Gema Hassen-Bey en El Teide se pone difícil

DESAFÍO KILIMANJARO / RETO EL TEIDE

El desafío de Gema Hassen-Bey en El Teide se pone difícil

El desafío de Gema Hassen-Bey en El Teide se pone difícil

La cima queda ya tan lejos que está descartada para la expedición, así que la atleta y su equipo centran sus energías en asegurar los 3.000 metros.

Teide

Pasan los días y a Gema Hassen-Bey le cuesta avanzar un mundo con su silla de ruedas de escalada. La pendiente del Teide no concede un respiro, pero ella no desiste y sigue peleando cada tramo con todas sus fuerzas. La cima queda ya tan lejos que está directamente descartada para esta expedición, así que ahora la atleta y todo su equipo centran todas sus energías en asegurar los 3.000 metros. El lunes junto al veterano montañero Carlos Soria se espera que llegue el gran momento: convertirse en la primera mujer en superar esa barrera a lomos de una handbike.

Desde que comenzó la segunda fase de ascenso al volcán a unos 2.500 metros el día 1 de noviembre, la atleta ha salvado en nueve días cerca de unos 400 metros de desnivel. Toda una hazaña, seguramente, a través de la vía más técnica y exigente a la que se ha enfrentado en su vida. Una senda estrecha y tortuosa repleta de piedras, saltos de cincuenta centímetros y pendientes de hasta 60 grados de inclinación. Por si fuera poco, el frío y las rachas de viento han obligado a la cancelación de dos jornadas e incluso a que Hassen-Bey pasara, con el objetivo de evitar la hipotermia, más noches de las previstas en El Parador Nacional en lugar de en su tienda en el Campo 1. Contratiempos propios de la alta montaña.

Así como la primera fase resultó un éxito rotundo, la segunda nunca encontró el ritmo planeado por la expedición. El segundo prototipo diseñado para el reto funcionó cada vez con mayor sincronización con el resto del equipo, pero no a la velocidad esperada y la pared comenzó a agigantarse con el paso de los días. “Ha sido duro. Pensábamos que íbamos a ir un poco más rápido, porque habíamos calculado más horas de trabajo. Se retrasaron las fechas y ahora también hay menos horas de luz, pero aún así estamos muy contentos. El trabajo y los prototipos que hemos planteado han funcionado. Ver que no llegas te agobia, todos queremos llegar, pero luego ya asumes que la montaña es así. A veces puede ser y a veces no. Y lo que tienes que hacer es quedarte contento con tu trabajo. Podemos estar todos muy contentos”, razona Marina Fernández, jefa de expedición.

La experiencia de estas semanas resultará, en cualquier caso, fundamental para futuros retos y el asalto final al Techo de África. “De aquí sacamos muchas conclusiones. La primera de todas que el camino al Kilimanjaro va a ser mucho mas fácil. Tendremos, eso sí, otros factores como la altitud y la temperatura. Y los prototipos, mejorando ciertas cosas, van a ser muy útiles”, añade Fernández. La batalla de El Teide, en cualquier caso, no ha terminado para Gema Hassen-Bey. Quedan dos jornadas por delante para seguir dándolo todo, la energía del gran Carlos Soria en el tramo final y todo un título por delante: ser la primera mujer en superar la barrera de los 3.000 metros con una handbike. Asalto final. Y habrá seguramente una segunda parte. Todo por la cima de El Teide.

0 Comentarios

Normas Mostrar