Los Baby Bombers se gradúan y eliminan a Cleveland Indians

PLAYOFFS MLB | LIGA AMERICANA

Los Baby Bombers se gradúan y eliminan a Cleveland Indians

Didi Gregorius celebra uno de los dos home runs que fueron clave en el pase de los Yankees a las Series de Campeonato.

Gregory Shamus

AFP

Didi Gregorius con un par de home runs y una fabulosa actuación del bullpen tras C.C. Sabathia son clave para deshacerse del mejor equipo de la Americana.

Entre las numerosas figuras presentes en la infamia que persigue a los Cleveland Indians a lo largo de los años en los que no han conseguido ganar las Series Mundiales y acabar con su sequía que data de 1948 habrá que hacer hueco para una más que irá eternamente unida a uno de los grandes rivales históricos de la Tribu.

Didi Gregorius ha escrito con letras de oro su entrada en el panteón de grandes leyendas de los Bombarderos del Bronx al conectar un par de home runs en el encuentro decisivo que se disputaba en el Progressive Field y completa la épica remontada en una serie que se iniciaba con dos derrotas precisamente en este estadio.

Sin embargo, no fue el shortstop neerlandés el único protagonista del triunfo por 5-2 sobre los Indians sino que se trató de un esfuerzo en grupo cuyo mayor exponente fue un bullpen fabuloso que fue un poco mejor que el de su rival y que se vio precedido por una formidable actuación de C.C. Sabathia.

Un duelo de altura

Cuando se anunciaron los pitchers que iban a salir de inicio para este encuentro a vida o muerte no podíamos sino frotarnos las manos puesto que por un lado teníamos a Corey Kluber, que ganará su segundo Cy Young el próximo mes, mientras que los Yankees apostaban por la veteranía de un Sabathia que volvía a donde comenzó su carrera deportiva para realizar una actuación que recordará para siempre con mucho cariño.

Porque en el escenario global de las cosas, con lo que nadie contaba era que Kluber, que pasa por ser el mejor pitcher diestro de la actualidad con permiso de Max Scherzer y que ha cosechado una temporada increíble, iba a tener su segunda pobre actuación seguida, circunstancia que no ha ocurrido y casi nunca desde que Kluber es el que conocemos hoy en día.

Gracias al bate de Didi Gregorius en la primera entrada, los Yankees se ponían por delante que era su objetivo para un encuentro de esta índole y pasar toda la presión y ansiedad a un turno de bateo que daba la bienvenida a Edwin Encarnación.

Mientras que Kluber iba avanzando a trompicones, pero mejor que lo mostrado en el segundo partido de esta serie, C.C. Sabathia hacía buena la apuesta de Joe Girardi al acumular 8 strikeouts en las cuatro primeras entradas gracias a una precisión milimétrica pese a la pérdida de velocidad en sus envíos y a una zona de strike algo irregular por parte del colegiado de home Jeff Nelson, que no dejaba conformes a ninguna de las dos partes.

Con su equipo perdiendo por 1-0, se sabía que Kluber no podía permitirse más errores y otro home run de Gregorius, en esta ocasión de dos carreras con Gardner a bordo, en la tercera entrada empezaba a complicar mucho la vida a un equipo que veía como el público enmudecía por lo que estaba presenciando.

Un relevo sorprendente

Los problemas de Kluber obligaron a Terry Francona a recurrir a Andrew Miller con dos outs y un corredor en primera en la cuarta, rompiendo todos los esquemas preestablecidos en el que pensábamos en una actuación digna de uno de los mejores de la actualidad, pero que no era capaz de superar las cuatro entradas en ninguna de sus dos asignaciones de la serie.

Gracias a un portentoso relevo de Miller seguido por Shaw, los Indians frenaban en seco a los Yankees, que veían como la invulnerabilidad de C.C. Sabathia se hacía añicos en la quinta entrada pese a sumar ya 9 strikeouts y cuatro hits consecutivos le sacaban del encuentro antes de que David Robertson tapara la vía de agua.

Al igual que lo que ocurría en el Wild Card Game contra los Twins, el bullpen acudió en auxilio de su abridor y entre el propio Robertson y Aroldis Chapman se encargarían de lograr los outs que faltaban hasta completar los 27 del partido, uno que registraría la friolera de 31 strikeouts entre ambas franquicias.

El futuro

De esta manera, los Yankees regresan a las Series de Campeonato por primera vez desde 2012 y la edición del 2017 se convierte en el primer equipo en ganar cuatro partidos eliminatorios seguidos si contamos el encuentro que inauguraba esta postemporada contra Minnesota.

Por su parte, los Cleveland Indians terminan su campaña mucho antes de lo que todos pensábamos puesto que se mostraron como un equipo formidable en la segunda mitad del año, pero que tuvo la primera racha de tres derrotas consecutivas desde el 30 de julio al 1 de agosto en el peor momento posible y tuvo enfrente un rival que supo capitalizar sus oportunidades mejor que ellos.

Habrá que encontrar un momento para analizar los motivos de su eliminación aunque esto es un no parar y Dallas Keuchel ya aguarda a los Yankees para su enfrentamiento en menos de 48 horas, pero resulta descorazonador pensar que Terry Francona ha perdido seis partidos decisivos seguidos en playoffs, desperdiciando el 3-1 de las pasadas Series Mundiales y el 2-0 de la ronda divisional de este año.

Duro aunque totalmente cierto.

0 Comentarios

Mostrar