Marshawn Lynch protesta ante el himno norteamericano

Oakland Raiders

Marshawn Lynch protesta ante el himno norteamericano

Marshawn Lynch protesta ante el himno norteamericano

Christian Petersen

AFP

El corredor de los Oakland Raiders ya salió en defensa de Colin Kaepernick cuando éste realizó su polémico gesto en contra de la bandera de su país.

Marshawn Lynch no se calla. Nunca. No se le puede embridar. Ni en el campo ni fuera de él. Sus acciones en el emparrillado le han llevado a tener el sobrenombre de "Beast Mode". Su forma de ser lejos del campo, sin querencia alguna a la corrección política (o de cualquier otro tipo), le han elevado de legendario deportista a icono de los seguidores de la NFL. ¿Como no va a expresarse con toda su convicción en el asunto de las protestas contra la bandera y el himno norteamericano por parte de la comunidad afroamericana sobre el racismo en su país?

Evidentemente que lo hizo. Ayer los Oakland Raiders jugaban su primera partido de pretemporada y, por lo tanto, era la primera vez que veíamos a Lynch en el campo desde su retirada a finales de 2015. Lynch no jugó pero si dejó su huella: se sentó mientras se interpretaba el himno de Estados Unidos.

El gesto imita el de Colin Kaepernick el año pasado en pretemporada con los San Francisco 49ers. Al quarterback, que se convirtió en la cara de esta protesta, le siguieron varias decenas de compañeros. Lynch no lo pudo hacer porque estaba retirado pero en un programa de televisión ya mostró todo su apoyo a Kaepernick y dijo que él habría hecho lo mismo. Ahora lo ha demostrado con hechos.

Los Raiders, por supuesto, sabían que esto podía pasar conociendo al personaje. Eso no ha impedido que le ficharan.

Se produce el gesto de Lynch en medio de un repunte del racismo en Estados Unidos. Ayer una marcha neonazi en Charlottesville, Virginia, de supremacistas blancos derivó en el asesinato de una persona y el atropelló de otra treintena de individuos que pedían paz y tolerancia. Así que la decisión de "Beast Mode" es del todo relevante.

Marshawn Lynch es uno de los hijos más queridos de Oakland. Durante su carrera profesional, en Buffalo y Seattle, nunca dejó de visitar su ciudad, su barrio, y de realizar actos caritativos y de ayuda a los más desfavorecidos, con especial insistencia en los niños y su educación.

0 Comentarios

Mostrar