El 4x400 de España deslumbra y llega a la tercera final mundial

MUNDIALES DE ATLETISMO EN LONDRES

El 4x400 de España deslumbra y llega a la tercera final mundial

Husillos, Búa, Echeverry y García ganaron la primera semifinal (3:01.72) y quedaron a tres décimas del récord de España. Este domingo, la final.

"Tenemos la mejor generación de 400 de siempre", se aventuraba a decir Samuel García, capitán del equipo de España en 4x400 que este sábado deslumbró en la pista roja del Estadio Olímpico de Londres. Los Spanish Boys (Husillos, Búa, Echeverry y García) ganaron la primera semifinal, con actitud dominante, codeándose con Polonia, Cuba y Jamaica, que quedó fuera de la final de mañana. España marcó 3:01.72, a tres décimas del récord nacional que todo indica que caerá este domingo. "Ese es nuestro objetivo, si lo hacemos perfecto", decía Búa.

La primera posta la hizo Óscar Husillos, el Expreso de Astudillo (45.16 de marca personal), que viene del 200 y es más explosivo en la salida de tacos. Por la calle 9, sin referencias, el jamaicano Matthews le cogió la compensación. Husillos enganchó su rueda y entregó al inteligente toledano Lucas Búa, que podía haber optado por ponerse en cabeza. “Pero es que es muy difícil ir primero con toda esta gente detrás, te cogen el tren y luego te pasan”. Y se pegó a Jamaica para entregar a Darwin Echeverry, en teoría el más débil del grupo, en la práctica el que llevó la revolución para España. “Estoy deseando ver la carrera en vídeo” decía. En la recta final pasó a Jamari Rose y dejó al capitán canario Samuel primero para los últimos 400 metros. Sin problema. El canario, de 25 años, y el más experimentado salió fuerte y llegó a la última recta cómodo: “No oía ni una respiración”. Y ganó la carrera. "España pasó unos años malos en 400, pero ahora estamos nosotros", se atrevía a decir Búa.

El 4x400 de España se había conjurado para estar al máximo. El sentimiento de equipo se maximizó en Lille en la Copa de Europa de Naciones de Lille, cuando ganaron a todos los países del Continente. No sabían si irían al Mundial, porque no estaban entre los 16 mejores, y cuando se enteraron a última hora prometieron un gran resultado. Lo han cumplido y es la tercera que vez que España estará en una final tras Edmonton 2001 (allí cayó el récord de España) y París 2003. “Somos un equipo completo, trabajamos mucho los cambios de testigo para que el relevo siempre corra y no quedarnos parados”, sigue García.

La final será dura, porque en la segunda serie se corrió mucho. Dominó Estados Unidos (2:59.23) y pasaron Trinidad Tobago, Bélgica (con los tres hermanos Borlée), Gran Bretaña y Francia. Todas por debajo de 3:01. Quedan fuera Jamaica y la Botswana de Makwala (que no corrió). España sí estará. “Queremos dar una alegría, no podemos hablar de medallas”. Los Spanish Boys, que ninguno pasa de 25 años, viven su gran temporada.

0 Comentarios

Mostrar