Temas del día Más temas

El ‘Rally Cat’ acude al rescate de los St. Louis Cardinals

St. Louis Cardinals

El ‘Rally Cat’ acude al rescate de los St. Louis Cardinals

Lorenzo Cain contempla divertido como el gatito conocido como 'Rally Cat' pasa a su lado en el duelo entre Kansas City Royals y St. Louis Cardinals.

Dilip Vishwanat

AFP

En una división tremendamente abierta por la irregularidad de los Cubs, St. Louis ha encontrado un aliado inesperado en su reacción.

El deporte norteamericano llega a tener líneas argumentales cuanto menos… pintorescas. Más allá de las virtudes de un equipo dado en la disciplina que queráis, se suelen buscar los distintos aspectos que suponen un cambio de inflexión en el discurrir de la temporada antes de completar una reacción portentosa que les sitúe en el camino adecuado de cara a jugarse las habichuelas en playoffs.

Sí, hasta los gatos nos valen.

La irrupción de un lindo gatito en el transcurso del primero de los dos partidos que han enfrentado a los St. Louis Cardinals en su Busch Stadium ante los Kansas City Royals ha desatado la fiebre por el ‘Rally Cat’, que podríamos traducir como el gato de la reacción o remontada porque tras su adorable entrada en escena, aunque quizás el operario de los Cards no estaría de acuerdo con mi afirmación, Yadier Molina conseguía el grand slam que le daba la vuelta al marcador.

Aquí está la sucesión de los acontecimientos.

La leyenda del ‘Rally Squirrel’

Aunque es pronto para hablar del impacto del felino en la campaña 2017 de los de Missouri, no es la primera vez que un animalito se cruza en su camino. Allá por los playoffs de 2011, los ultrafavoritos Philadelphia Phillies se las veían contra los competitivos Cardinals en las Series de División y la aparición del roedor durante el transcurso del cuarto partido de la eliminatoria justo antes del envío de Roy Oswalt fue considerado como el punto de inflexión de la serie que caería del lado de St. Louis en el camino hasta hacerse con su último triunfo en las Series Mundiales.

Supongo que el club lo hiciese a las mil maravillas, incluido un héroe como David Freese en octubre también tuvo algo que ver, pero la ardilla de la remontada fue considerada como un símbolo de buena fortuna para el club y fue inmortalizada en los anillos conmemorativos como campeones, que tiene su aquel.

El momento actual

Lo cierto es que los St. Louis Cardinals han sido capaces de encadenar seis victorias consecutivas, incluidas cuatro contra unos Kansas City Royals que acaban de darse de bruces contra un muro en su lucha por entrar en playoffs, y les vuelve a situar en la pomada por el título divisional debido a que los Chicago Cubs se están especializando por rendir por debajo de lo esperado salvo algún momento puntual en el que han conseguido asemejarse al equipo temible de hace un año.

De hecho, los Cards han sido capaces de jugar su mejor béisbol poco después de un cierre del mercado de traspasos en el que no sumaron ninguna alta, pero tampoco ninguna baja pese al atractivo de un Lance Lynn que acaba contrato este año y que también ha formado parte de esta senda ganadora, que ha sido impulsada como siempre por un cuerpo de lanzadores que sigue haciendo un gran trabajo, no solo por parte de los miembros de la rotación sino que el bullpen también ha asumido su cuota de responsabilidad con un Trevor Rosenthal que ha vuelto a hacer suya la última entrada.

No obstante, la clave está siendo un ataque que está luciendo muy bien durante la racha con 54 carreras a lo largo de esos seis encuentros y que contrasta con el pobre balance de 15 en los ocho anteriores. Puede que la verdad ande en un término medio, pero cuando cuentas con Matt Carpenter, Dexter Fowler, Yadier Molina e incluso un Paul DeJong cuya potencia en incuestionable a cualquier nivel, es de esperar que estemos más cercanos del primer dato que del segundo.

A todo esto, los Cardinals se sitúan con su balance de 59-56 a un partido de los Cubs, aunque sólo les separa uno también sobre Milwaukee Brewers y dos sobre Pittsburgh Pirates.

En definitiva, todo por decidir en la división cuando quedan menos de 50 partidos para acabar la temporada regular.

¿Y dónde está ‘Rally Cat’?

Por su parte, el/la protagonista de nuestra historia ha desaparecido en la noche como si Batman se tratase. Después de Lucas Hackmann se llevase al gatito del Busch Stadium y le dejase fuera del estadio junto a la estatua de Stan ‘The Man’ Musial, una aficionada aseguró que era suyo (ejem) y se alejó con el animalito.

Pero ‘Buchsie’ o como se llame es un espíritu libre, y a base de arañazos y mordiscos consiguió escapar de su presunta nueva dueña en un parque no muy lejano del estadio.

Aunque sea a base de zarpazos y mordiscos, los St. Louis Cardinals quieren meterse en la lucha por los playoffs y sería juicioso no menospreciarles, que ya sabemos cómo se las gastan.

0 Comentarios

Mostrar