Se prolonga la maldición de Lavillenie en los Mundiales

ATLETISMO |MUNDIALES DE LONDRES 2017

Se prolonga la maldición de Lavillenie en los Mundiales

Se prolonga la maldición de Lavillenie en los Mundiales

ANDREJ ISAKOVIC

AFP

En pértiga venció el estadounidense Sam Kendricks (5,95), fue segundo el polaco Piotr Lisek (5,89) y el francés se quedó en el bronce.

Renaud Lavillenie, francés de 30 años. El hombre que más ha subido con la ayuda de una pértiga: 6,16 metros en pista cubierta, un centímetro más que Sergey Bubka. Ha ganado todo lo ganable en el salto con garrocha... salvo el Mundial al aire libre. Esta competición es maldita para el mejor representante de una escuela, la francesa, que se encuentra entre las mejores del mundo y de la historia. 

Pero Renaud no puede ser campeón mundial. Berlín 2009: tercero. Daegu 2011: tercero. Moscú 2013. plata. Pekín 2015: bronce... Londres 2017: tercero. ¿Qué hay que hacer para que el mekor pertiguista de los últimos tiempos se lleve a cada un oro en esta competición? Nadie lo sabe.

Otras veces había partido como favorito y había fracasado. Este vez no estaba entre los candidatos al oro. Y perdió también. 

La victoria fue para el estadounidense Sam Kendricks, el único hombre que este año ha volado por encima de los seis metros. Se elevó hasta 5,95, que sobrepasó a la tercera, y luego se enfrentó con 6,01. Hizo un nulo y se retiró. Suyo era el oro.

La plata fue para el polaco Piotr Lisek, con 5,89, y el bronce para Renaud Lavillenie, con esa misma medida, pero saltada a la segunda. Hizo después dos nulos en 5,95 y se la jugó en 6,01, una medida que en otros tiempos le era familiar, pero que ahora es una frontera. 

0 Comentarios

Normas Mostrar