Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

No se puede ser más desgraciado que los fans de San Diego

Aficiones abandonadas

No se puede ser más desgraciado que los fans de San Diego

No se puede ser más desgraciado que los fans de San Diego

Sean M. Haffey

AFP

La afición deportiva de la ciudad californiana ha perdido a los Chargers este año pero es que, además, los Padres son un equipo en reconstrucción extrema.

Creo que, en este inicio de temporada 2017, es muy difícil ser más desgraciado que un fan deportivo de San Diego.

Bien documentado está que han perdido a sus Chargers, de la NFL, en favor de Los Angeles. No es la única ciudad con el corazón roto por la liga de football en los últimos tiempos. Tanto Saint Louis como Oakland se unen en el llanto por la marcha de su equipo del deporte supremo en Estados Unidos. Sin embargo, en San Diego suman el hecho de que no tienen dónde consolarse.

Y es que su otro equipo profesional son los San Diego Padres de la MLB y resulta que se enfrenta a una campaña de dolor y crujir de muelas. Al punto de que son uno de los candidatos a peor equipo y a perder, ojo, más o menos 100 partidos de los 162 de la temporada regular. La reconstrucción en los Padres no es profunda, es de llegar al núcleo del centro de la Tierra.

Baste un dato para explicarlo: toda su plantilla va a cobrar menos de 30 millones de dólares en conjunto... y hay tres jugadores en Las Mayores que cobran más que eso: Clayton Kershaw, Zack Greinke y David Price ganan más, cada uno de ellos, que los 25 integrantes de los San Diego Padres en el Opening Day de la MLB. Terrible.

Al menos en Oakland pueden disfrutar de los Raiders un par de años más, un par de años en los que han de aspirar a jugar en la Super Bowl; y tienen a los Golden State Warriors arrasando por la NBA; amén de que los Athletics, también en la parte baja del béisbol, no están, ni de lejos, a la bajura de los Padres. En Saint Louis tienen a sus adorados Cardinals, uno de los más venerables equipos de la MLB que, año tras año, compiten y pelean por las World Series.

No, ningún lugar tan desgraciado como San Diego ahora mismo. Sin NFL, sin NBA (perdieron a los Rockets y luego a los Clippers hace muchos, muchos años) y con un equipo de MLB que da lástima mirarlo. Están a la espera de que la MLS, de fútbol, les conceda una franquicia en su rápida y furibunda expansión, pero ni siquiera eso está cerrado del todo. A San Diego le ha mirado un tuerto en términos de aficionado deportivo.

0 Comentarios

Normas Mostrar