NFL

Kaepernick un eslabón más de la cadena de protestas en la NFL

El quarterback de los 49ers, Colin Kaepernick, decidió no levantarse mientras sonaba el himno nacional americano como protesta.

Kaepernick un eslabón más de la cadena de protestas en la NFL

El revuelo levantado a raíz de la polémica generada por el gesto de Colin Kaepernick. En otras muchas ocasiones jugadores o entrenadores de la NFL han utilizado el escaparate que les brinda la liga para poner de manifiesto alguna idea política o mostrar su apoyo, o disconformidad, sobre temas de que sacudían la actualidad sociopolítica del momento.

Kaepernick decidió quedarse sentado cuando estaba sonando el himno nacional americano en el último partido de los 49ers. El jugador comentó a la prensa que lo hizo porque considera que la bandera americana representa un símbolo de la opresión racista contra los afroamericanos.

Los jugadores de la NFL, como cualquier deportista de élite, son personas públicas relevantes. Sus palabras siempre van a estar medidas con una vara muy gruesa. Pero los jugadores saben que sus palabras tendrán mucho más eco que las de cualquier individuo u agrupación “civil”.

A lo largo de la historia han sido muchos los jugadores de la NFL que han utilizado la palestra de la liga para criticar o ayudar a este tipo de cuestiones. En 2014 tuvimos dos ejemplos del uso que hacen los jugadores de football de su repercusión mediática.

Los wide receivers Stedman Bailey, Chris Givens, Tavon Austin y Kenny Britt y el tight end Jared Cook de los St. Rams saltaron al terreno de juego en la presentación del equipo con las manos en alto y diciendo “manos arriba, no dispares”, como protesta por el asesinato de Michael Brown un joven afroamericano a manos de un policía que le disparó cuando el adolescente iba desarmado.

El segundo ejemplo tuvo lugar en Cleveland cuando dos sucesos conmocionaron al mundo del deporte por tratarse de la muerte de dos niños. El primer fue Tamir Rice, un chico de 12 años fue abatido a tiros por un policía que confundió una pistola de juguete con un arma real. El segundo fue John Crawford que corrió una suerte parecida por llevar una pistola de aire comprimido.

Lebron James fue el principal impulsor de la súplica de justicia para este suceso. En la NFL, Andrew Hawkins, wide receiver de los Cleveland Browns, saltó al terreno de juego con una camiseta en la que se podía leer “Justice for Tamir Rice and John Crawford” además realizó varios alegatos defendiendo la libertad de expresión.

La gran historia americana de un deportista que se enfrentó al sistema es la archiconocida de Muhammad Alí, quién se enfrentó al sistema pero no a los valores representados por la bandera americana.

El problema con el que se ha encontrado Colin Kaepernick es meterse con un símbolo que tiene detrás muchas más cosas que las que él dice. La bandera es para los americanos mucho más que para casi cualquier ciudadano de ningún otro país. Como demuestra este vídeo del saltador de pértiga Sam Kendricks, quién suspendió un intento de salto para escuchar el himno y el izado de bandera totalmente cuadrado como mandan los cánones militares.