Competición
  • Clasificación Eurocopa

SAN DIEGO 6-7 MIAMI

Los Marlins celebraron la noche de la herencia mexicana con dramática victoria

El equipo dirigido por Don Mattingly vino de atrás en las últimas entradas ante los Padres de San Diego para conseguir un importante triunfo que los mantiene cerca de la clasificación

Este viernes por la noche, cientos de mexicanos dijeron presente en el Marlins Park para celebrar la noche de la herencia mexicana. Desde tempranas horas de la tarde se abrieron las puertas del estadio y los aficionados se dieron banquete con lo que fue la ceremonia previa al compromiso, especialmente con un conjunto de Mariachis que prendió la fiesta en la casa de los 'peces'.

Luego de bailar y cantar junto a la banda mexicana por poco más de una hora, los fanáticos tomaron sus asientos para empezar a disfrutar de lo que sería un muy emocionante juego de béisbol. 

Los Marlins tomaron ventaja desde temprano en el compromiso con el doblete número 22 de la temporada para el dominicano Marcell Ozuna, que sirvió para traerse a Yelich desde la inicial. En el tercero, los de casa ampliaron su ventaja a 2 carreras por cero y las cosas pintaban bien para Miami; David Phelps se había mostrado sólido durante las primeras tres entradas ante los Padres y todo indicaba que el derecho tendría una buena actuación, sin embargo, la magia duró poco más.

El cuarto inning fue desastroso para Phelps y los Padres capitalizaron con cuatro anotaciones que sentenciaron el final de la presentación del abridor de los Marlins. En ese ataque, el protagonista fue el venezolano Luis Sardiñas al conectar sonoro doble que barrió las bases y volteó la pizarra a favor de los visitantes. Jonrones solitarios de Schimpf y el propio Sardiñas en el quinto y sexto episodio ampliaron aún más la ventaja para San Diego que dominaba 6-2 a los Marlins con tres entradas más por jugar.

Una anotación en la baja de la séptima ponía interesante el partido, y ya en el octavo, los Marlins terminaron de despertar. Los dirigidos por Mattingly montaron seria amenaza al llenar las bases con dos fuera para uno de los mejores bates del equipo, el oportuno Martín Prado, quien en cuenta desfavorable de una bola y dos strikes, logró conectar con solidez una recta de Brandon Maurer para traerse dos, poner el juego por la mínima, y dejar la mesa servida para Christian Yelich quien tampoco defraudó y con sencillo al jardinero central empató las acciones a seis por bando. 

Fernando Rodney retiró sin mayor esfuerzo a los tres que enfrentó en la parte alta de la novena y los Marlins sólo necesitaban anotar una para conseguir la victoria. Luego de sencillo de Francoeur y boleto a Ichiro, el venezolano Miguel Rojas se poncharía sin tirarle para poner la entrada en dos outs y parecía que el juego se iría a entradas extras, sin embargo, el veterano Chris Johnson conectó largo batazo entre el jardín central y derecho que bañó por completo a ambos defensores y puso cifras definitivas al encuentro. El lanzador ganador fue Fernando Rodney (2-3) mientras que la derrota se la llevó Brandon Maurer, poniendo su récord en 0-4. 

Importante victoria que mantiene a los Marlins a 1.5 juegos de uno de los puestos del comodín de la Nacional, aunque no pudieron descontar debido a que los Cardenales también ganaron en su partido del viernes por la noche. El dominicano José Urena será el encargado de tomar la lomita por los de Miami este sábado cuando se enfrenten a los Padres en el segundo duelo de una serie de tres ante San Diego que terminará el domingo.