JUEGOS OLÍMPICOS | ATLETISMO

Bolt se pasa el atletismo: 9 oros olímpicos en 3:18.74 minutos

El jamaicano ha conseguido tres tripletes en los tres Juegos Olímpicos en los que ha estado en poco menos de 200 segundos.

0

Atletismo en los Juegos Olímpicos Río 2016 en vivo online

Poco diferencia al niño que fue Bolt, que flirteó con el cricket para acabar eligiendo el atletismo, del hombre que es, que está empeñado en probarse en el fútbol cuando se retire. O al menos eso dicen quienes le conocen, entre ellos su madre, que a la vez que le admira le pide que madure y forme una familia. Sí ha habido matices, no obstante, en todos estos años, algunos asumidos y otros impuestos, como dejar de comer 100 nuggets diarios.

Pero lo que más ha cambiado desde sus primeras zancadas es la forma en la que el mundo mira hacia su deporte. Puma, que le hizo el atleta mejor pagado, no tardó en ver y explotar la mina de dinero que es. Entre otras cosas, porque Bolt ha sabido publicitar su ritual previo y el show de sus celebraciones como si su importancia fuera la misma que la de lo que pasa entre medias, la carrera propiamente dicha.

En ellas, en las carreras, es donde ha llegado a alcanzar la velocidad más rápida registrada en unas piernas humanas, 44,64 km/h (Mundiales de Berlín). Esa es sólo una mueca más del revolver con el que ha disparado a la gloria, uno de los muchos récords y hazañas que le han concedido la autoridad, y bien que su ego ha hecho uso de ella, de ejercer de dueño y señor de unos tartanes en los que ha conseguido lo que tantas veces soñó: ser recordado como uno de los grandes, como sus ídolos Pelé y Ali. Destaca entre esa interminable lista de conquistas que es su nutrido palmarés la consecución de nueve oros olímpicos, los mismos que los mitos Paavo Nurmi y Carl Lewis. Los nueve, además, en pruebas de velocidad, donde ha impuesto su hegemonía inquebrantable desde 2008 hasta ahora. Esos ocho años se justifican, en esencia, en su buen hacer durante 3:18.74 minutos claves, tiempo que empleó en las finales.

La explosividad de los 100

En los 100 metros se dio a conocer. Fue en Pekín, cuando todavía no se había descubierto más allá de los habituales del atletismo. Su 9.69, récord del mundo, fue demasiado para Richard Thompson (9.89). Cuatro años después, cuando todos veían a Blake aguándole la fiesta, repitió hazaña con un 9.63 que le valió para el oro, para el récord olímpico y para minimizar los 9.75 de su compatriota en la noche en la que siete de los ocho finalistas bajaron de los 10 segundos. Llegó Río y su entusiasmo de sambódromo se tradujo en un tiempo de 9.81, por los 9.89 de Gatlin. Así se convirtió en el primer atleta de la historia en ganar tres veces consecutivas los 100, la carrera en la que más le podría penalizar su manifiestamente mejorable salida.

Los 200, la confirmación de un éxito

La conquista de la segunda medalla a la que ha optado en cada Juegos ha demostrado que iba muy en serio a por todo. En Pekín firmó un 19.30 (récord mundial, mejorando al Michael Johnson de 1996) que pareció más inalcanzable de lo normal por dos descalificaciones que hicieron que Shawn Crawford (19.96) fuera quien más se le acercara. En Londres, con 19.32, volvió a dejar a Blake (19.44) como su eterno segundón. Y en Río (19.78) pidió paciencia a quienes ven en De Grasse (20.02) al próximo Bolt.

Los datos dicen que en cada edición le ha costado más; el numerito que monta mientras cruza la meta primero y tronchándose, no.

4x100: en equipo también sabe ganar

Por él y por todos sus compañeros, pero por él el primero, ha cerrado sus tres Juegos Olímpicos con baños dorados. En 2008 (37.10), lo compartió con Carter, Frater y Powell, con un récord mundial del que Estados Unidos se enorgullecía desde Barcelona 1992. En 2012 (36.84, nuevo récord mundial), con Blake (en lugar de Powell respecto a Pekín), Carter y Frater, lo que hizo que los estadounidenses (37.04) no pudieran vengar la afrenta de hacia cuatro años. En Río, si nadie lo remedia, corrió su última prueba olímpica, de nuevo colgándose el oro (37.27), en esta ocasión junto a Powell, Blake y Ashmeade.

En total, 9 oros en 3:18.74 minutos, 198.74 segundos. ¿Qué les daría tiempo a hacer en esos menos de cinco minutos?