Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Iberostar Tenerife TEN

40

UCAM Murcia MUR

38

EN JUEGO
Montakit Fuenlabrada FUE

35

Valencia Basket VAL

28

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

Unicaja MAL

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Liga Holandesa
EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

Twente Twente TWE

0

PSV PSV PSV

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

BÁDMINTON

Traspasar el umbral del sufrimiento, el secreto de Marín

Su entrenador señala como clave “el trabajo físico” y la nueva metodología que ha convertido a la onubense en campeona olímpica.

Traspasar el umbral del sufrimiento, el secreto de Marín
Elvira Urquijo A. EFE

Juegos Olímpicos Río 2016 en vivo y en directo online

Al igual que Mireia Belmonte, Carolina Marín es otra chica de oro, con taleno y habilidades para su deporte, que además cuenta con un entrenador ambicioso, meticuloso y gurú, que es capaz de sacar lo mejor de su deportista. En el caso de la onubense esta figura es Fernando Rivas, que saboreó una medalla “para toda la vida” y quien reconoce que su alumna “no siguió el guion, se sintió insegura, y tampoco hizo caso a la estrategia del ataque ni al uso de la red”. Errores que no esconden su sonrisa, y que denotan la búsqueda de la mejora permanente, incluso en momentos tan inolvidables como la consecución de un oro olímpico.

El secreto de Carolina, el que le ha llevado a este éxito, está en la nueva metodología de entrenamiento, basada principalmente en una preparación física que supera el umbral del sufrimiento. “Me gusta innovar y me rodeo de profesionales que saben más que yo y que pueden resolver mis necesidades. El trabajo físico fue muy duro, con el apoyo del CAR. Intentamos trabajar la intensidad de los partidos, pero incluso lo hicimos durante más tiempo, para estar preparados. Habéis visto que el bádminton es un deporte de puntos largos, muy rápido y de desgaste, y es clave la tolerancia al ácido láctico”, reflexiona.

Para poder hacer golpes ganadores, hay que estar preparado para soportar una carrera explosiva tras otra. Carolina ha utilizado una cámara de hipoxia para simular altura y ganar más glóbulos rojos, una técnica utilizada por muchos deportes como la natación, en concreto por Mireia, que cuenta con una de esas cámaras en su habitación del CAR de Sierra Nevada. “Esto es infinito. Siempre se puede mejorar. Por eso es tan bonita esta profesión”, comentó Rivas, quien recordó que los planes con Marín se han adelantado debido a la “cantidad de gente que se ha sumado al proyecto”. “En 2008 se puso un objetivo encima de la mesa, pero se hablaba de la medalla en Tokio 2020”.

Otro de los factores clave es el análisis de los rivales. Esa visualización permite que Carolina tenga un plan en cada partido. “Hay cosas que no hizo. Dejar pasar el error, celebrar la consecución del punto pero olvidarlo rápido, el juego en la red que queríamos... Ella estaba demasiado eufórica, pero ir con ventaja es un arma de doble filo”, relató Rivas, ante una rival con la fuerza casi de un chico. “Le fue bien a Carolina entrenarse con hombres. Era lo mismo”, finaliza.

Todas estas horas de esfuerzo se ven “recompensadas” por la medalla. Si Carolina dijo que había pasado un infierno hasta llegar a Río, en la ciudad brasileña ha encontrado el paraíso.