Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

Europeo de Vuelo Acrobático 2016

Fantoba: "Aspiro a podio, pero la pelea es contra mí mismo"

El piloto español afronta decidido y con nuevo avión el reto de revalidar título en el Europeo de República Checa. "Ahora vuelo más por sensaciones", cuenta.

La vida para Cástor Fantoba es un continuo vuelo acrobático que ni siquiera para por verano. El piloto navarro siempre anda tras la estela del último desafío y esta le ha traído en esta ocasión hasta el Campeonato de Europa de la República Checa. En entrevista telefónica con AS, Fantoba cuenta cómo se ha preparado para la competición y se muestra entusiasmado con el reto de competir con el Sukhoi 31, un nuevo avión que ha puesto a punto para la ocasión.

"Este avión permite hacer un tonel de cola muy espectacular y de cara a los jueces es un avión mucho más grande y mucho más vistoso que el Sukhoi 26. Pero no solo se trata de la vistosidad. También pernite realizar maniobras mucho más 'de libro'. Aporta más agresividad y a la vez resulta más estético", cuenta desde el aeródromo de Moravská Třebová.   

Fantoba confiesa además que se marca como objetivo subir al podio, aunque como vigente campeón revalidar título sea en el fondo el gran objetivo. La charla termina con un interesante debate sobre los Juegos Olímpicos y la queja del campeón por no estar incluida ninguna modalidad de vuelo como disciplina. 

¿Cuántas horas de preparación lleva para este Europeo?

Pues llevo aproximadamente unas 70 horas, que en realidad son muchas porque en muchos días no llegamos ni a la hora de vuelo. Creo que es suficiente. Este año hemos cambiado de avión y la puesta a punto nos ha comido mucho tiempo de entrenamiento. Hemos estado corrigiendo detalles, ajustes en los mandos. Me he tenido que adaptar y de cara a un campeonato eso no es bueno, pero ya he completado vuelos con los settings del avion perfectamente centrados y la máquina está muy bien.

¿Qué sensaciones tiene para este campeonato? ¿Está para podio? ¿Se ve como campeón?

Aspiro a podio, eso está claro. Me encantaría ganar, pero ya digo. Este deporte es muy desagradecido. Una pequeña duda y estás fuera. Hay que ir muy seguro y estos últimos días son fundamentales para estar preparado mentalmente para hacerlo.

¿En qué consiste un entrenamiento previo a un gran campeonato? ¿Cambia algo?

Al orientarlo más a la competición el entrenador nos regula. Según se acerca el día volamos con más fuerza, con más mala leche, con más precisión, pero nuestro entrenador Nikolai Nikitiuk nos regula. Siempre quiere que mantengamos ese punto de rabia que te da la rotación más rápida, las ganas de volar, el querer estar arriba, pero nos hace volar menos de lo que nosotros queremos. Así llegamos con ese punto de agresividad que es el que marca un vuelo más bonito y definido. Y eso te cuesta, porque tú quieres volar. Es como en los exámenes. Siempre piensas que te falta un día más de estudio. Aquí es lo mismo. Siempre crees que te falta un día más de entrenamiento.

¿Qué has trabajado más? ¿En qué se ha centrado en estos meses? ¿Ha incorporado algo nuevo en sus entrenamientos?

El año pasado me centré mucho en la cuestión técnica, en trabajar en cómo compensar las condiciones meteorológicas adversas y me saturé tanto al intentar controlar todos los factores que creo que me hizo no estar un escalón más arriba en el podio. Este año he optado por apostar más por la intuición. Dejarme llevar. Sé que lo puedo hacer y que lo sé hacer. Creo que va a ser interesante y un cambio en mi manera de volar. Me dejo llevar por sensaciones.

¿Qué música usa para concentrarse?

Todos los años encuentro una música especial y este año han sido sobre todo bandas sonoras. Necesito perderme, conseguir ese ruido blanco en la cabeza que te permita trabajar en automático en según qué momentos, un ruido que no te deje oírte a ti mismo por dentro. Busco temas épicos del estilo del tema principal de la película 'Gladiator'.

¿Qué días de competición cree que son los más importantes?

El primer día es muy importante. En este deporte importa mucho el sorteo en el que se determina el orden de los vuelos. Si te toca entre los cinco primeros tienes muchas posibilidades de tener un mal campeonato porque los jueces todavía no han calentado y suelen puntuar un poco a la baja. Si sacas un número en el medio estás medianamente posicionado para empezar bien. Y luego ya todos los vuelos son importantes. Este es un deporte muy poco amigo. En el momento en el que tienes un error, te caes y resulta muy difícil recuperarse. 

Este campeonato será además algo más complicado...

Sí. Este es el primer año en el que hay tres programas desconocidos. Te lo dan el día antes, te lo estudias y lo vuelas sin haberlo entrenado en el avión. Y los mejores quedan arriba y los que no están preparados se hunden. Esto supone que para el tercer programa ya tendremos a más de la mitad de los pilotos fuera de juego o lejos de puestos de podio. Históricamente se me han dado muy bien los desconocidos, así que a priori estoy en ventaja, pero vamos a ver. La misma dificultad que tengo yo la tiene el resto de los pilotos. 

¿Cómo se entrena un programa desconocido? 

Lo que hacemos es volar tantos programas desconocidos como podemos. Y sobre todo usar un tiempo limitado. Reducimos el tiempo de preparación a dos tres horas,  lo que nos obliga a trabajar y memorizar muy rápido. Pero no solo se trata de memorizar. Tenemos que chequear con la chuleta del avión cada figura, cada posición, cada velocidad y cada altura. Tienes que hacer las figuras bien y dentro de la caja. En lugar de mecanizar y ser un robot volando, la solución pasa por dejarse ir un poco. 

Señale sus rivales más serios y sus virtudes. 

Mi rival más directo es Mamistov, un piloto ruso fantástico, que ha sido tres veces campeón de Europa y dos veces campeón del mundo. Vuela muy frío, incluso aburrido de lo perfecto que es. Además es buen amigo, aunque en este momento de amigos no se habla. (Risas). Y luego están también los tres franceses y los checos. Volar en casa siempre te da más energía. 

¿Cuándo le toca volar tiene información de cómo le ha ido a tus rivales? ¿Cuál es su procedimiento?

No me interesa tener información, la verdad. Que alguien lo haya hecho muy bien lo único que consigue es ponerte en tensión. Yo me encierro 45 minutos antes del vuelo. Me pongo musica, me activo y me pongo a preparar el programa. Cuando estoy a 15 minutos de salir me quito la música, me concentro y salgo a volar. No hay más. Si estas pendiente de lo que hacen los demás no estás pendiente de lo que tienes que hacer tú. Y al final del dia te enteras de todo. Yo no soy de estar pendiente de resultados. La pelea es contra mí.

¿Por qué este cambio de avión y qué busca?

Realmente no fue buscado. Con el Sukhoi 26 estoy muy contento, pero por circunstancias unos amigos querían comprar un avión mas avanzado y me pidieron si lo prepararía para competición. Me dijeron 'tómalo como si fuera tuyo' y me he construido un avión a medida. Así que por una casualidad competiré con una máquina superior. Pretendía que estuviera lista para finales de año, pero al final hemos tenido que correr mucho para llegar a tiempo.

¿Qué diferencia al Sukhoi 31 del Sukhoi 26?

Este avión hace un tonel de cola muy bonito, abierto y espectacular. Tiene además prácticamente 40 centímetros más de ala, por lo que de cara a los jueces se trata de un avión mucho más grande y vistoso. Enseña los rápidos mucho mejor y te da más posibilidades para una mejor puntuación en las figuras. También me está dando muy buen resultado en las ruedas de toneles. Por su tamaño y agarre, hace que sean muy vistosas sin perder altura. Pero no solo se trata de la vistosidad. También permite realizar maniobras mucho más 'de libro'. Aporta más agresividad y a la vez resulta más estético. Las figuras salen más acorde al canon de perfección que se solicita.

¿Competirá en el próximo campeonato nacional?

Intentaremos. El único problema es que soy el único piloto de la máxima categoría y para que sea válida la competición tiene que haber al menos dos pilotos. Si pudiéramos reunir un grupo sí participaría y si no, tomaría parte como juez con la idea de ayudar en la selección de los pilotos para el equipo. No me planteo seguir ganando campeonatos nacionales a diestro y siniestro. Esta bien abrir la mano para que otros pilotos lo ganen. Lo que te da ganar un campeonato nacional o internacional es tener mas posibilidades de tener más sponsors y yo estoy más centrado en el objetivo de los internacionales. El nacional no me aporta tanto. 

¿Hasta cuándo planea mantener este ritmo?

De momento no me veo con fecha de caducidad. Sé que algún día tiene que llegar, pero cada año estoy volando con mas precisión y más fuerza. Yo creo que todavía me queda carrete. ¿Hasta cuándo? No lo sé. La vida son más cosas. De momento me quedan unos cuantos años.

¿Está siguiendo los Juegos Olímpicos?

Sí. Ya me enteré del ataque repentino que le dio a Nishikori ante Nadal (Risas). Nadal es un grande. Un tío fantástico que lo ha hecho todo. Y le entiendo cuando dice que está agotado física y mentalmente. Muchas veces la máquina se resiente y el cuerpo a fin de cuentas se desgasta.

¿Sería un sueño competir en unos Juegos?

Realmente me da igual. Suelo desarrollar alergia cuando hay muchos espectadores. Mi pasión es el deporte y convertirnos en deporte de masa lo veo difícil. Yo tengo que defender los intereses del vuelo acrobático y lo más importante es popularizarlo todo lo posible, pero sobre todo que tenga futuro. Esto es lo más importante. Estamos intentando meter el vuelo a vela en los Juegos Olímpicos y no voy a dar nombres, pero hay deportes que son absolutamente ridículos que figuren como olímpicos. Que no figure un deporte como el vuelo a vela, que es hacer lo que quieras volando... Que el comité olímpico sea incapaz de incluirlo... Volar es la ilusión del hombre desde los tiempos más antiguos.

¿A dónde vuela por vacaciones?

Estas son mis vacaciones. Trabajo todo el año para estar aquí. Y gracias a Dios mis vacaciones son más fáciles gracias a Repsol, Marc y Angry Fish, que son mis patrocinadores, y el apoyo de Marca España. Perdón por meter esta cuña. 

¿Se quedará con el avión ahora que lo ha preparado?

A fin de cuentas es como si fuera mío. (Risas)

***El Campeonato de Europa de vuelo acrobático se celebra este año en la República Checa del 19 al 29 de agosto en la localidad de Moravská Třebová.