BALONMANO | CAMPEONATO DE EUROPA

Los júniors de oro, la savia nueva del combinado español

En las tres últimas citas importantes este grupo no baja de semifinales. El seleccionador espera que “alguno llegue lejos”.

0
Los júniors de oro, la savia nueva del combinado español
Álvaro Bermejo

La Selección júnior masculina regresó ayer a Madrid con la medalla de oro en el Campeonato de Europa. Esta generación de jugadores nacidos en los años 1996 y 1997 ya había demostrado su calidad disputando las semifinales en el Europeo y el Mundial juvenil, y ahora sube al primer puesto tras un torneo impecable: todo victorias salvo el empate con Islandia, remontando dos goles en la recta final del encuentro.

Isidoro Martínez (ex Ademar, ex Estados Unidos) sostiene que de este grupo “saldrán al menos tres jugadores para la Selección absoluta, aunque todos necesitan trabajo, tanto físico como táctico”, porque en algunos casos “están muy tiernos” para un deporte tan físico como es el balonmano. “Lo bueno es que todos van a jugar entre la Asobal y la Plata, y van a tener minutos de calidad porque son necesarios: en este momento, la ventaja de la crisis es que no van a ser jugadores de relleno en sus equipos”, opina el seleccionador.

“España se mereció el oro, por la forma de defender. No hay otra manera para hacer algo importante: un grupo con mucha intensidad, muy dinámico, que va a una”, apunta Isidoro, para quien esa actitud ha sido la base del éxito.

De entrada, España tenía como objetivo “estar en las semifinales, partiendo de un grupo complicado, con Islandia y Eslovenia de grandes rivales”. Y luego la todopoderosa Francia, que había ganado el Europeo y el Mundial, que parecía intratable hasta que España le bajó del pedestal: “Y ese triunfo le dio alas a la Selección”.

Final. De la final con Alemania, Isidoro extrae la lección de lo complicado que resulta jugar “contra selecciones que atacan con siete jugadores”, que les creó problemas en la segunda parte, “pero que regalaron goles en la prórroga y resultó decisivo para el encuentro”.

Casi la mitad de la Selección “ya juega en la Asobal”, y si a Isidoro se le exigen nombres, apunta los de “los extremos Jaime Fernández, Álex Gómez, Odriozola, el pivote Bazán, y posiblemente Dani Dujsebaev si trabaja su condición física”, pero él sabe que “a estas edades todo es posible”.