CLEVELAND BROWNS

Robert Griffin III será el QB titular de los Cleveland Browns

Para sorpresa de, exactamente, nadie, Hue Jackson ha hecho oficial que RG3 llevará las riendas del ataque del equipo la próxima temporada.

Robert Griffin III será el QB titular de los Cleveland Browns

Para gran sorpresa de absolutamente nadie, Hue Jackson ha nombrado a Robert Griffin III quarterback titular de los Cleveland Browns. No por esperado deja de ser noticia, por supuesto.

Griffin llegó a los Browns procedente de los Washington Redskins. Allí pasó cuatro años que fueron una montaña rusa en la que comenzó siendo el mesías, el salvador de la franquicia, para pasar a ser un asesino de entrenadores, un cáncer del vestuario y, por último, un buen compañero cuando cayó en desgracia tras Kirk Cousins.

Hue Jackson, el nuevo entrenador de los Browns, quedó enamorado de él en una entrevista personal que mantuvieron el pasado invierno. Estaba buscando un QB de transición en un año que se prevé, eso, de transición, y tras hablar con RG3 tuvo claro que era su hombre. Le ofrecieron un contrato de siete millones de dólares, el estándar para los pasadores titulares caídos en desgracia y con ganas de redimirse, y el jugador entendió que en ningún sitio mejor que donde le quieran en serio, cosa que Jackson le ha demostrado sobradamente.

Desde el inicio del campo de entrenamiento ha sido el quarterback que ha jugado con el primer equipo la mayoría de los snaps. En teoría, había una competición abierta entre él y Josh McCown, pero en la práctica el puesto era suyo a menos que lo perdiese. No lo ha hecho.

Se convierte, de esta manera, en el vigésimoquinto QB titular de los Celveland Browns desde 1999, lo cual es una barbaridad y ejemplifica el desastre de franquicia que han sido.

De la misma forma, McCown se convierte en un goloso suplente con opciones en el mercado de traspasos. En Dallas, por poner el ejemplo más evidente tras perder a Kellen Moore por lesión, sería bienvenido para actuar como suplente de Tony Romo.

El caso es que damos por finiquitado un drama que no existió y, creo que hablo por multitud de fans de este deporte y esta liga, nos aprestamos a ver con curiosidad a los Browns en la 2016: aún no hemos perdido del todo la esperanza de que RG3 nos enamore en las tardes de los domingos.