JUEGOS OLÍMPICOS | NATACIÓN

Las misteriosas manchas de Michael Phelps en Río

Una de las curiosidades en este inicio de los Juegos Olímpicos son las manchas que se pudieron ver en el cuerpo de Phelps. Todo tiene explicación.

0
Las misteriosas manchas de Michael Phelps en Río
@m_phelps00

Michael Phelps sigue agrandando su historia. Ayer consiguió otra medalla olímpica, la número 23 en sus quintos Juegos. De las 23, 19 son de oro. La curiosidad fue ver las numerosas manchas que había en sus hombros y espalda, pero tienen su explicación. Es un método llamado terapia de cupping, una antigua práctica de curación china. Su objetivo es mejorar la circulación sanguínea y ayudar a los músculos doloridos.

La técnica del cupping consiste en colocar una ventosa con forma de copa sobre la piel. Después se crea una bomba de aire utilizando calor para crear una succión entre la copa y la piel, tirando de la piel ligeramente hacia arriba y lejos de los músculos subyacentes. Esto causa una congestión local y las manchas que, precisamente, son el resultado de ese proceso y pueden permanecer visibles durante dos o tres semanas. Es el efecto que se produce cuando alguien recibe un chupetón en el cuello.

Michael Phelps con marcas en los hombros, consecuencia del 'cupping'.

Fisiológicamente, las ventosas extraen la sangre en las zonas afectadas, reducen el dolor y aceleran la curación de los músculos sobrecargados de trabajo. Los atletas que la utilizan confían en ella, creyendo que esta fórmula les mantiene libres de lesiones y acelera la recuperación. Phelps publicó una foto en Instagram que le muestra tendido sobre una mesa, y a su compañera de equipo olímpico de natación Allison Schmitt colocándole varias tazas a presión a lo largo de la parte posterior de los muslos. "¡Gracias por mi ahuecado de hoy!", escribió el nadador.