Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

RÍO 2016

Río inaugura la Villa y oye las primeras quejas: "Inhabitable"

Australia y Argentina han sido las delegaciones más duras, pero también EE UU, Canadá o Gran Bretaña se han quejado. La organización trabaja para arreglarlo.

Río abrió oficialmente su Villa Olímpica el pasado domingo. Un complejo de 31 torres y 3.604 apartamentos en el barrio Recreio dos Bandeirantes, a tres kilómetros del Parque Olímpico, que debe acoger a unos 17.000 deportistas. Pero los problemas han surgido cuando apenas han llegado las primeras avanzadillas de las delegaciones. La más crítica ha sido la australiana, que la catalogó como “inhabitable y poco segura” y se ha trasladado a un hotel hasta que se arreglen las deficiencias: “Baños bloqueados, tuberías que gotean, cables de electricidad expuestos, escaleras oscuras sin instalaciones de luces y suelos sucios”.

No ha sido el único equipo que se ha quejado. “En nuestro bloque, hay dos de los cinco pisos que no están para habitar”, denunció el Comité Olímpico Argentino, que también anunció que, por ahora, habrá deportistas que no se instalen en el complejo. También Estados Unidos y Canadá han evidenciado que quedan muchos detalles por terminar, así como Gran Bretaña, que puso de relieve fallos en cuanto a mantenimiento. “Hay algunos ajustes con los que estamos lidiando y serán resueltos en poco tiempo”, dijo Carlos Arthur Numan, presidente del Comité Organizador de los Juegos. El domingo se contrataron a 500 funcionarios para que vayan puliendo los fallos a contrarreloj. “La Villa no está al 100%, pero en los próximos días se solventarán los problemas”, se asegura.

Menos correcto fue el alcalde de Río, Eduardo Paes, quien bromeó sobre las quejas australianas: “Estoy a punto de poner un canguro frente a su edificio para que se ponga a saltar y se sientan en su casa”. “No necesitamos canguros, sino fontaneros”, respondió Mike Tancred, jefe de comunicación de la delegación australiana, según recoge el medio brasileño Folha de Sao Paulo. Desde la organización, se confía en arreglar los problemas y que Australia se instale mañana. La primera parte de delegación española viaja el próximo día 29.