COE | VIRUS ZIKA

"El riesgo cero con el zika no existe, pero es muy bajo"

El COE reunió a las federaciones para recibir informaciones de dos expertos. "Si hubiera alguna embarazada no debería acudir", advierten.

El Comité Olímpico Español reunió este lunes a las federaciones (casi todas delegaron en sus responsables médicos) para informar sobre la repercusión del virus del Zika en los próximos Juegos (5-21 de agosto). Alejandro Blanco se hizo acompañar de Antoni Plasencia, director del Instituto de Salud Global de Barcelona, y José Muñoz, jefe de Medicina Tropical del Clínic de Barcelona.

Plasencia refutó la idea expresada por más de un centenar de expertos de que los Juegos deberían ser suspendidos o aplazados. "Son investigadores que provienen de la rama bioética y no tanto de la epidemiología, y advertían sobre el riesgo de expansión. En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud ha asegurado que no cambiaría el perfil de riesgo, porque ya hay mucho movimiento global antes de los Juegos por zonas de expansión", explicó.

José Muñoz repasó los síntomas: “El zika se transmite a través de la picadura del mosquito. Entre tres y siete días se puede experimentar fiebre y en cuatro o cinco se va. En ese curso, una de cada cuatro personas puede desarrollar la fiebre, sufrir dolor articular o muscular y a veces erupciones cutáneas. La máxima llamada de atención es para las mujeres embarazadas (por el riesgo de microcefalia en fetos). Fuera del embarazo, la infección es una enfermedad leve".

"El riesgo cero no existe —reconoció Plasencia— pero si se toman las recomendaciones de la OMS y el COI (antimosquitos, manga larga, precauciones en las relaciones sexuales), el riesgo individual es bajo o muy bajo".

Elena Herrero, directora de la Comisión Médica del COE, reconoció que "las federaciones están inquietas" y sí que lanzó una advertencia: "Si una deportista cree que puede estar embarazada o lo está, que lo diga porque no debe asumir el riesgo de acudir". También informó que, además se hará un seguimiento in situ de posibles infectados y posterior "para identificar a todos los sujetos que puedan ser portadores del virus".

"Una persona debería esperar ocho semanas si no tiene síntomas para quedarse embarazada y seis meses, si los padeciera", aconsejó el doctor Muñoz.

A la reunión asistió también Óscar Graefenhain, director general de Deportes del CSD, que advirtió que irán "de la mano" con el COE en la labor de información. "Hay que estar ocupados, en informar, pero no preocupados", tranquilizó Blanco, que dejó en manos de los deportistas la decisión de competir en Río: "Las decisiones individuales serán totalmente respetadas".