ATLETISMO | DIAMOND LEAGUE EN BIRMINGHAM

Ibargüen perdió en triple tras 4 años y 34 victorias seguidas

Venció a la colombiana la kazaja Rypakova, precisamente la última mujer que la derrotó en la final olímpica de Londres. Olmedo se retiró en los 1.500 metros.

0
Ibargüen perdió en triple tras 4 años y 34 victorias seguidas
EFE

A Caterine Ibargüen la contemplaban casi cuatro años de imbatibilidad y 34 competiciones consecutivas victoriosas, pero este domingo, en la Diamond League de Birmingham, regresó al pasado. A aquel 5 de agosto de 2012 en que sufrió su última derrota en los Juegos Olímpicos de Londres. Entonces fue plata, tras la kazaja Olga Rypakova. Y ahora también fue segunda, y también tras Rypakova, la mujer que le arrebató entonces el oro olímpico y que ahora ha quebrado esa impresionante racha victoriosa, la mayor del atletismo actual.

Ibargüen, estudiante de Puericultura, residente en Puerto Rico y con entrenador cubano, dominó prácticamente todo el concurso tras llegar a 14,56 metros, pero su oponente la sobrepasó en el último con cinco centímetros más en una prueba muy competida en la que fue tercera la ucraniana Olha Saladukha con 14,40. 

El duelo en los 100 metros entre el 'abuelo' Kim Collins, de 40 años, y el 'miño' Trayvon Bromell, de 20, no llegó a celebrarse a por ausencia de éste. La carrera fue decepcionante: 10.11 para el atleta de Saint Kitt & Nevis y idéntica marca para el norteamericano Mike Rodgers. Los flojos registros no los justifica el viento contrario, que era leve: 0,8 metros por segundo. 

La reunión estuvo jalonada por algunas marcas excelentes y se consiguieron los mejores registros del año en varias pruebas. En 1.500 metros y en 3.000 obstáculos carreras soberbias de Asbel Kiprop y de Conseslus Kipruto, dos frutos de las altiplanicies de Eldoret, en Kenia. El primero venció de punta a cabo en los 1.500 metros con 3:29.33, aprovechando la labor de dos libres excelentes (kenianos también) y luchando en solitario cuando la segunda de ellas se retiró. Dejó muy atrás al marroquí Abdelaah Iguider (3:33.10). Manuel Olmedo, único español presente en la ciudad inglesa, se retiró. En cuanto a Kipruto, rozó la barrera de los ocho minutos en el steeple (8:00.12) y dio una gran sensación. También en mediofondo, el británico nacido en Somalia Mo Farah dio un recital en los 3.000 metrosy se situó como el mejor en lo que va de la temporada con un registro de 7:32.62, récord británico. 

Otros dos mejores registros de la temporada se consiguieron en saltos verticales por Yarisley Silva y Mutaz Essa Barshim. La cubanita se elevó con suficiencia por encima de 4,94 metros en una prueba en la que sigue echándose de menos a Yelena Isinbayeva, la zarina, que sigue condenada al ostracismo al haber sido suspendida la federación rusa por dopaje de Estado. El qatarí, por su parte, sobrepasó los 2,37 metros y luego intentó sin éxito los 2,44 que hubieran sido marca personal, pero sin suerte. Pero está en el camino de atentar de nuevo contra el tope mundial del cubano Javier Sotomayor.